Caso Nilda: esperan resultado de 'subpoenas' a compañía de celular y líneas aéreas

La Policía ya tienen sus manos los vídeos del edificio donde vivía la mujer y sitios que frecuentó

Por Hermes Ayala

La Policía de Puerto Rico diligenció ya varias órdenes de subpoenas a la compañía con la que Nilda Álvarez Lugo tenía suscrito su servicio de telefonía móvil y también a las líneas aéreas que viajan desde y hacia Estados Unidos para ver si una persona con antiguos vínculos sentimentales a la mujer asesinada entró o salió de la Puerto Rico durante la semana pasada.

El teniente Ángel Martínez, quien investiga el asesinato de Álvarez Lugo, le confirmó además a Metro y El Calce que mediante comunicación con el hijo de la víctima, Omar Crespo, conocen de la disponibilidad para cooperar de Ramón Crespo Suazo, excónyuge de la mujer que en 2018 recibió dos órdenes de protección en su contra y quién conoce dónde vivía ella.

Álvarez Lugo fue encontrada asesinada en la tarde del pasado viernes en su apartamento en el complejo Balserio Elderly, en la zona universitaria de Río Piedras.

"El señor se siente un poco furioso e indignado, porque ha salido en la prensa por las ordenes de protección. Nos indican que él tiene nueva pareja, que él después de aquellas órdenes rehizo exitosamente su vida, pero aún no podemos hablar con él porque estamos esperando los resultados de otros asuntos de la investigación, como las subpoenas que se emitieron a las líneas aéreas en búsqueda de información específica, y los videos que en estos momentos estamos examinando detenidamente. Además, si está en Estados Unidos no sería una entrevista formal", expresó el teniente Martínez, Director de la División de Homicidios de San Juan, en conversación con Metro y El Calce.

nilda

Según explicó Martínez, "nosotros no descartamos nada", pero "cuando vimos la foto de su persona (de Crespo Suazo) nos parece un señor mayor …por mi experiencia, para una persona mayor de edad es bien difícil haber recurrido a tanta violencia, a menos que haya otra persona", resaltando que la mujer se defendió fuertemente de la agresión.

"A Ramón Crespo Suazo le pusieron dos órdenes de restricción en 2018, la segunda por haber violado la primera, pues una vez, en aquellas instancias, llegó hasta el edificio Balseiro, porque sabía que ella vivía allí", había dicho el pasado lunes el teniente Martínez.

García, veterano investigador con 24 años de experiencia en la Policía, señaló además que mantiene comunicación con la hijastra de Nilda, quien es hija sanguínea también de Crespo, "su hija, ella la crió". Además, indicó que "con su hijo me comunico todo el tiempo", quien pudiera estar pronto en Puerto Rico.

Por otro lado, el teniente indicó que la información del teléfono de Dávila Lugo fue requerida a su compañía de servicio celular, la cual no pudo precisar. Indicó, además, que a pesar del intento de rastreo no han podido dar con el móvil, lo que pudiese significar la desaparición también del mismo.

Analizan horas y horas de video 

De igual forma, Martínez el oficial indicó que se reuniría con el investigador José Luis Rivera, quien entrevistó a los vecinos del área y quien ya comienza a procesar más información vía los videos que recuperaron de la zona.

"El esfuerzo primordial de estos primeros días, sábado y domingo, se concentró en recuperar los videos, que es una tarea un poco difícil, y ya tenemos videos de cinco ó seis cámaras del área, de establecimientos comerciales, negocios, oficinas y del mismo edificio de Balseiro Elderly", articuló Martínez, indicando que los videos cubren la zona de la calle Balseiro, y sus periferias hasta la Avenida Universidad.

"Tomó varios días, pero hoy ya están todos esos videos en nuestras manos", puntualizó.

Martínez resaltó un aspecto humano que hace de este caso uno muy particular para la división que dirige dentro de la Policía.

"Estos sucesos ponen al personal del Homicidios ante un gran reto. Estos son casos que tocan a la ciudadanía y son de interés público, que en la división se siente completamente gratificante cuando logramos esclarecerlos. Esto no es un asesinato por guerra de narcotráfico. Nadie espera que asesinen a una sexagenaria, en su vida retirada, en un sitio que ella está pagando, que pensaba esperar el resto de sus días ahí, con calidad de vida", manifestó.

"Es como si le pasara a un familiar, una tía, una madre. Nadie espera que estas cosas pasen, eso te dice cómo estamos. Cuando empezamos a investigar, por ejemplo, nos damos cuenta que es una persona que ayudaba a todo el mundo. Me cuentan que para el huracán, ella se desvivía por conseguirle comida a los demás viejitos en esa égida. Este es un caso que, acá en la Policía, nos toca mucho. Son cosas que uno no espera que pasen", apuntó, resaltando también que el compañero consensual de la víctima, José Ramón Fortuño Candela, que fue quien encontró su cuerpo sin vida, "también se ha mostrado muy afectado, se mantiene como testigo, coopera en todo y no es una persona de interés en este caso.".

nilda

"La gente está bien sorprendida con esto y todas las personas que hemos entrevistado no han tenido reparos en cooperar. La señora Nilda era muy querida", subrayó.

Como se supo esta semana, en la escena del crimen se encontró una gorra y ropa, presuntamente propiedad del atacante y con la que intentó estrangular a la víctima, la cual murió por cortaduras con arma blanca.

Mira también

Policía busca localizar expareja de Nilda que recibió dos órdenes de restricción en 2018

Policía en caso Nilda: "Ahora mismo no descartamos nada"

Loading...
Revisa el siguiente artículo