Sigue sin poder volar helicóptero de FURA comprado por Salud

Aunque hace dos años el Departamento de Salud entregó a la Policía un helicóptero en controversia, el traspaso oficial no se ha completado lo que mantiene en el suelo la aeronave, ya que no cuenta con el seguro requerido para poder volar

Por Juan Marrero

Van más de dos años desde que la administración del entonces gobernador, Ricardo Rosselló, ordenó el traspaso del polémico helicóptero del Departamento de Salud —adquirido por el Gobierno de Alejandro García Padilla— al Negociado de la Policía de Puerto Rico, y al día de hoy la aeronave sigue sin poder utilizarse.

Con colores más oscuros, y ya identificada con los emblemas de la Policía y de las Fuerzas Unidas de Rápida Acción (FURA), el vehículo sigue sin poder volar, ya que la transacción oficial nunca se completó. Ante la realidad legal de que el helicóptero sigue siendo de Salud, no cuenta con una póliza de seguro que le permita operar. La Policía solo lo puede cubrir con un un seguro que le cubre en el hangar. Desde la instrucción de Rosselló, en julio del 2018, la nave ha estado en el aeropuerto Juan Morel Campos en el municipio de Ponce.

Así lo confirmó a Metro Puerto Rico el comisionado del Negociado de la Policía, Henry Escalera. El helicóptero tuvo un costo de $8 millones en el 2016. “Este helicóptero tiene un seguro que solo le cubre en el hangar y pertenece al Departamento de Salud. La nave nunca ha sido transferida al Negociado de la Policía”, indicó el funcionario.

Este medio solicitó una reacción a Salud pero al momento de publicar esta historia no habíamos recibido respuesta.

La compra de este helicóptero fue eje de muchas controversias, ya que cuando se adquirió no contaba con los permisos federales para ser usada como ambulancia. Luego hubo hasta investigaciones federales y locales sobre la transacción, Ecolift, pero no culminaron en acusaciones.

Niegan remoción de piezas de otros helicópteros pero confirman otros sin volar

En las redes sociales corrió una denuncia en el sentido de que dos helicópteros estaban siendo utilizados para removerles las piezas, y así mantener otras naves, sin embargo el comisionado rechazó la información. Según Escalera, existe una directriz, de Felicita Coreano, directora de FURA, que prohíbe esa práctica.

Se tratan de los helicópteros Bell 429 N165 PD y el Bell 407 N149 PD, que aunque no le están removiendo piezas, sí se confirmó que estos tampoco están volando.

Sobre el Bell 429, Escalera informó que “tiene instalado sus dos motores y espera por la asignación de fondos para realizar “overhaul””, que es un servicio de mantenimiento preventivo y correctivo. Agregó que se encuentran laborando para que “este equipo pueda estar en servicio nuevamente”.

En el caso del Bell 407, el cuál también está sin funcionar, Escalera indicó que “su motor necesita “overhual”. Es un modelo adelantado, por lo que no se le pueden sacar piezas para utilizarlas en otras naves”.
Según la información provista por la Uniformada, “actualmente, el Negociado de FURA adscrito al Negociado de la Policía, cuenta con tres helicópteros y dos aviones en la línea de vuelo”, asegurando que esta “es la primera vez en mucho tiempo que no se tenía esa cantidad de naves disponibles para el patrullaje preventivo y atender situaciones de emergencia”.

El otro helicóptero que se encuentra bajo revisión, es el que tuvo un accidente recientemente donde tuvo que aterrizar de emergencia en una costa del municipio de Loíza.

En total, FURA cuenta siete helicópteros de los que solo tres están funcionando al momento.

Aiola Virella trabajó en esta historia

Loading...
Revisa el siguiente artículo