Policía busca localizar expareja de Nilda que recibió órdenes de restricción en 2018

La mujer de 64 años fue víctima de un crimen macabro que mantiene desconcertada a la comunidad

Por Hermes Ayala

El teniente Ángel Martínez, quien investiga el asesinato en Río Piedras el viernes pasado de Nilda Álvarez Lugo, le confirmó a Metro que buscan dar con el paradero del exesposo de la víctima, Ramón Crespo Suazo, quien no se sabe a ciencia cierta si está en Puerto Rico o en Estados Unidos.

"A Ramón Crespo Suazo le pusieron dos órdenes de restricción en 2018, la segunda por haber violado la primera, pues una vez, en aquellas instancias, llegó hasta el edificio Balseiro, porque sabía que ella vivía allí", indicó el teniente Martínez, Director de la División de Homicidios de San Juan, en conversación con este diario.

Reportan asesinato de mujer en Guaynabo

Reportan asesinato de mujer en Guaynabo

Presentaba varias heridas de bala

García recordó que José Ramón Fortuño Candela, pareja consensual de Álvarez Lugo, se mantiene como testigo, coopera en todo y no es una persona de interés en este caso. Sin embargo, dijo que miran a la expareja de la señora, Crespo Suazo, quien "esperamos confirmar si está en Puerto Rico o en Estados Unidos".

nilda

Según explicó el teniente, de las entrevistas realizadas en la investigación "se entendió inicialmente que este señor estaba en Estados Unidos", pero "el hermano de la víctima nos dice que hace como un año ella le dijo que Ramón Crespo Suazo estaba en Puerto Rico".

"Nosotros seguimos viendo videos. Ella es querida por mucha gente y seguimos recibiendo ayuda. El prime día trabajamos la escena hasta casi las 3:30 a.m. El sábado estuvimos desde temprano analizando los videos de seguridad y yo mismo mandé a buscar un técnico, tenemos videos desde el jueves a las 9 a. m. hasta el viernes a las 9 p. m. de la únicas dos cámaras que tienen ese edificio", acotó.

"Se analizó parte el sábado, son muchas horas. Hay que ir con calma. Hoy estaremos confirmando si Ramón Crespo Suazo está en Puerto Rico o Estados Unidos. También esto pudo haberse hecho desde adentro. Esa es una de las posibilidades, si la persona no entró por el lobby", resaltó Martínez.

Una persona muy querida

Álvarez Lugo, de 64 años de edad, era una mujer a quien muchísima gente quería, más allá de las legiones de almas que ayudó en Río Piedras. Por eso su asesinato es tan desconcertador.

"Era una persona bien querida en el área. Por el Covid-19 no permitía ninguna visita que no fuera su pareja consensual, ni siquiera los que dan servicio en el home se lo explican. Y la escena habla por sí sola", destacó el teniente Martínez.

La "escena" era esta: Álvarez Lugo yacía muerta en el apartamento #1088 del edificio Balseiro Elderly Housing, un complejo exclusivo para envejecientes, con múltiples heridas de arma blanca y golpes contundentes en el rostro y una pieza de ropa alrededor de su cuello, que le causaron la muerte. Se defendió pero sucumbió ante su asesino, en un crimen que ha consternado a la comunidad riopedrense, por ser Nilda una persona tan querida y servicial dentro de los círculos citadinos y universitarios de la zona.

La llamada de alerta al Sistema 9-1-1 la dio su pareja consensual, Jose Ramon Fortuño Candela, a eso de las 6:39 p.m. del viernes, cuando se encontró con los sucedido al llegar al apartamento, según indicó el teniente Martínez. Asimismo, señaló que "tenemos videos de las cámaras de seguridad del edificio y del área, videos incluso desde el jueves, un día antes de cuando se reportaron los hechos".

Para el teniente Martínez, este crimen fue "uno con mucha alevosía y premeditación. No descartamos incluso, que sea desde adentro".

"Este es un edificio que tiene entradas por al frente. Ellos no tienen guardia de seguridad todo el tiempo, solo nocturno, así que si un residente sale, una persona puede entrar a la vez, si abren la puerta. En los videos que hemos visto se nota una entrada por el área izquierda, que da a una escalera de seguridad. También, si sale un carro, los portones abren y puede entrar un peatón y puede conseguir acceso a las escaleras de emergencia", apostilló.

Según explicó el experimentado oficial del orden público, "hasta ahora sabemos que no era una víctima al azar, podemos analizar que ese ataque estaba dirigido a ella. Fue un piso 10m hay nueve pisos antes y personas mayores que viven solas allí, que si hubiese un motivo para un robo cualquiera pudo ser una víctima, pero, ¿llegar hasta un piso 10? El ataque hacia Nilda fue un ataque demasiado violento. Ella era la víctima predeterminada", articuló.

El teniente manifestó que "no se llevaron nada. Solamente, falta el celular de la víctima, para ver con quien había tenido comunicaciones, pero eso lo trabajamos con la compañía de celular".

"Aquí no descartamos nada", arguyó. "Incluso, hay una posibilidad de que esto haya sido desde adentro mismo de la Balseiro Elderly".

Mira también:

Policía en caso Nilda: "Ahora mismo no descartamos nada"

El oficial destacó que la mujer se defendió del ataque y que "el asesino tiene que haberse marchado bañado en sangre".

"La magnitud de la violencia que utilizó.. O sea, la persona usó un objeto contundente, más allá de que fueran cortaduras de arma blanca. Quizás un pedazo de varilla, un martillo, un objeto fuerte que le hizo múltiples heridas de contusiones", puntualizó,  también estaba estrangulada con dos piezas de ropa en el cuello", señaló Martínez.

"Hay mucha premeditación, cuando vemos la forma en que fue asesinada. Si la persona tenía algo contra ella, fuese pasional o qué, no se sabe. El motivo no lo tenemos establecido. Todas las pertenencias de ellas menos el celular.  Entonces, ese día también hubo una inspección en Balseiro Elderly de una agencia federal, según confirmó la administradora y un empleado. Hemos realizado al menos seis entrevistas hasta ahora", puntualizó.

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo