Rosado Colomer reconoce necesidad de reformas al proceso de manejo de voto adelantado

El presidente insistió que la cantidad de solicitudes que se recibieron este año era impensable

Por Manuel Guillama Capella

Ante las complicaciones que enfrentó la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) para manejar alrededor de 200,000 votos emitidos por adelantado, el presidente Francisco Rosado Colomer aceptó que la Junta Administrativa de Voto Ausente y Adelantado (JAVA) probablemente requerirá algún tipo de “reingeniería” previo a comicios futuros.

Rosado Colomer reiteró que la cantidad de solicitudes que se recibieron para votar por adelantado fue una inimaginable para la CEE, y atribuyó los problemas observados en las pasadas semanas a la decisión del juez federal Pedro Delgado, quien concedió, a las personas mayores de 60 años, 10 días adicionales a lo previsto para someter su solicitud.

“JAVA en este evento fue algo que nunca había sido por la magnitud de votos que tuvo que manejar. Lo cierto es que hay que repensarlo, hay que evaluar cuáles son los recursos. Nosotros teníamos hasta el 14 de septiembre el cierre de solicitud de voto adelantado. A esa fecha teníamos 36,000 votos. 10 días después, por la orden del juez Delgado, tuvimos 227,000. Eso es un incremento en 10 días de 191,000 solicitudes para ser procesadas en o antes del 24 de octubre. Si hubiese sido bajo el itinerario original era para procesarlas en o antes de 4 de octubre. Solo piensen cómo en ese itinerario de 20 días íbamos a preparar listas y evaluar esas solicitudes completas, conseguir los materiales”, mencionó Rosado Colomer, quien no se aventuró a pronosticar si, dentro de cuatro años, el electorado se volcaría nuevamente a solicitar los mecanismos de voto adelantado.

El también juez tampoco quiso precisar si los ajustes a la estructura o procesos de la JAVA deben ser producto de legislación o medidas administrativas de la CEE.

“JAVA hizo gran labor en muchas partes del trabajo. No hubo buen manejo en bóvedas (donde se guardaban los maletines). Hay diseños de inventario y empaque que, con este alto volumen, si se va a mantener, hay que pensarlo”, sostuvo Rosado Colomer en un encuentro con periodistas en el coliseo Roberto Clemente, donde la CEE mantiene su centro de operaciones.

El presidente de la CEE sí reconoció que limitar de alguna manera los electores elegibles a solicitar voto adelantado podría ser una alternativa a futuro. Argumentó que para estas elecciones, sin embargo, esa opción hubiera sido contraria a las prácticas de salubridad que ha exigido la pandemia del Covid-19.

“Al elector tú lo traes al centro de votación o lo que hicimos cuando le recoges el voto, que es llevarle el centro de votación al elector. Lo que se discute todo el tiempo es que tenemos un aumento en la edad de la población, que tiene necesidades, cómo la vamos a manejar. Yo creo en las alternativas. Si debemos restringir un poco quien tiene derecho a ello va a depender. Recuerda que muchas personas mayores de 60 años son ágiles, activos y podrían ir a un centro de votación (pero) en esta ocasión tenemos una pandemia”, recalcó el funcionario, quien no ofreció garantías de su permanencia en la silla de la CEE más allá del escrutinio general.

Por ley, al 1 de julio del año siguiente a una elección general, el comisionado electoral del partido de mayoría debe proponer a sus contrapartes de otros partidos un nominado para dirigir la CEE por los próximos cuatro años.

Loading...
Revisa el siguiente artículo