Tres semanas de cuarentena en Grecia para aliviar a hospitales

El número de contagios aumentó a 597.583

Por AP

El primer ministro de Grecia anunció una cuarentena de tres semanas en toda la nación a partir del sábado, alegando que es necesario frenar el incremento de los casos coronavirus antes de que el sistema de salud se vea sometido a una presión “insoportable”.

La principal diferencia entre este confinamiento y el impuesto en primavera es que los jardines de infantes y las escuelas de primaria seguirán abiertas. Los centros de educación secundaria impartirán sus clases de forma remota. La medida se mantendrá hasta el 30 de noviembre.

Los residentes solo podrán salir de casa por motivos concretos como ir a trabajar, a citas médicas o para ejercitarse, y deberán informar a la autoridades a través de un mensaje de texto. Los comercios cerrarán a excepción de los supermercados y las tiendas de alimentación. Los restaurantes solo podrán servir pedidos a domicilio.

“Una vez más, elegí tomar medidas drásticas más pronto que tarde" tras ver un “agresivo incremento en los casos” en los cinco últimos días, explicó el primer ministro, Kyriakos Mitsotakis.

Grecia confirmó el miércoles 18 decesos, su peor marca diaria, y 2.646 nuevos contagios, elevando el cómputo global griego a algo menos de 47.000 infectados con 673 fallecidos.

Por su parte, el centro nacional de control de enfermedades, el Instituto Robert Koch, confirmó el jueves 19.990 infecciones en las últimas 24 horas, su récord desde el inicio de la pandemia, superando el anterior de 19.059 alcanzado el sábado.

Con estos, el total de contagios en la nación de 83 millones de personas, se eleva a 597.583 desde el inicio de la pandemia. Además se reportaron 118 nuevos decesos, para un total de 10.930.

Como otras naciones europeas, Alemania ha registrado un fuerte incremento en el número de infecciones en las últimas semanas. El lunes entró en vigor una cuarentena parcial de cuatro semanas que supuso el cierre de bares, restaurantes, instalaciones de ocio y deportivas, así como nuevas restricciones a las reuniones. Los comercios y escuelas permanecen abiertas.

Aunque la situación en el país alarma a las autoridades, otros países del continente están peor. El Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades dijo el miércoles que Alemania tuvo 237 nuevos casos por cada 100.000 residentes en los últimos 14 días, un ratio de contagios siete veces menor al de Bélgica.

Loading...
Revisa el siguiente artículo