Cubanos esperan por los resultados en Estados Unidos

Que son vitales para sus nexos

Por AP

Atentos a los resultados de los comicios en Estados Unidos, los cubanos esperan saber quién será el ganador de unas elecciones que podrían determinar las relaciones bilaterales y mucho de su vida cotidiana.

Pocos países en la región como Cuba sufrieron tanto las medidas en su contra por parte del presidente republicano Donad Trump, quien busca su reelección y aseguró que intenta asfixiar a la isla para presionar un cambio de modelo político y llevarlo al pluripartidismo y la libertad económica. Prometió más de lo mismo para un nuevo mandato.

Su contrincante demócrata, Joe Biden, aseguró que volvería a la política de flexibilización y acercamiento crítico del exmandatario Barack Obama.

“Están bastante parejos. Tendremos que esperar hasta el final (del proceso electoral)”, dijo a The Associated Press Juan Díaz, un empleado estatal de 40 años. “De ahí dependen las futuras relaciones, si sigue el mismo presidente va a ser de dura, si sale el demócrata espero que haya un giro”.

Trump indicó que pretende castigar a las autoridades cubanas y empoderar a la población, pero hasta ahora el objetivo de descabezar a la revolución cubana no se cumplió y en cambio los ciudadanos vivieron meses de desabasto, largas colas y carencias derivadas de las sanciones, las dificultades de Cuba para ingresar divisas por turismo, conseguir insumos o petróleo para mover su economía.

La crisis bilateral se suma a las propias ineficiencias reconocidas por la isla y la provocada por la pandemia del nuevo coronavirus, que prácticamente paralizó a la sociedad.

Como otras personas consultadas por AP en esta lluviosa mañana de miércoles mientras se realizaba el conteo, Díaz se mantuvo al tanto de las elecciones, los candidatos, sus propuestas para la isla y los resultados. Usaron páginas de internet, medios de prensa locales o canales de cables de La Florida, que aunque son ilegales suelen verse aquí.

“Los dos tienen el mismo interés, mantener su hegemonía mundial, pero como cubanos tal vez tengamos una esperanza de que con Biden mejore un poquito (la relación) como fue con Obama”, agregó Sonia Vidal, de 36 años. “Hay que seguir resistiendo”.

Hasta ahora Trump ganó La Florida, el Estado a donde viven cerca de dos millones de cubanos en sus varias generaciones, desde los antiguos exiliados que llegaron en los 60 y suelen reclamar mano dura como lo hace el senador Marco Rubio; hasta los emigrantes económicos de los 90 en adelante, menos proclives a una ruptura con la isla y todavía con fuertes vínculos familiares.

“Independientemente de quién sea finalmente declarado ganador, la estrategia de la campaña de Trump dio resultado. El tema de cambio de régimen en Cuba, y ahora también Venezuela, ha retornado a ser un bastión político muy rentable”, consideró ante la AP el abogado cubanoamericano y actualmente candidato doctoral por la Universidad de Salamanca, Luis Carlos Batista.

“Los republicanos seguirán explotando las pasiones viscerales contra el gobierno en la isla para objetivos domésticos, y los demócratas verán esto como un llamado de atención para distanciarse de políticas que puedan ser vistas como peligrosas para las encuestas domésticas”, dijo Batista. “Para aquellos que aspiramos a una completa normalización de relaciones, no son tiempos” para exaltar.

En estos cuatro años en Washington, Trump eliminó servicios consulares, retiró diplomáticos, limitó remesas y viajes de sus ciudadanos –con perjuicio para la economía de los pequeños emprendedores–, prohibió los cruceros, persiguió tanqueros con petróleo y autorizó demandas contra el gobierno, entre otras.

Trump tampoco se midió en su agresiva retórica contra el gobierno cubano.

Aunque los medios de prensa locales y oficiales siguen de cerca la cobertura del recuento, las autoridades no se pronuncian aún al respecto.

“Los cubanos saben ahora mismo que el resultado de esta elección estadounidense influirá más en sus destinos que cualquier proceso electoral doméstico”, dijo a la AP el politólogo y bloguero cubano Harold Cárdenas.

“Al punto que le presta más atención a la elección que a un huracán inminente”, agregó Cárdenas sobre los pronósticos para la tormenta tropical Eta, que podría afectar a Cuba el fin de semana que viene.

Loading...
Revisa el siguiente artículo