Salud apunta a un regreso a las escuelas entre enero y febrero

El secretario de Salud advirtió de los riesgos que se presentarán en los últimos dos meses del 2020

Por Manuel Guillama Capella

Pese a mencionar que Puerto Rico, en comparación con otros países alrededor del mundo, presenta un panorama relativamente estable, el secretario de Salud, Lorenzo González, admitió que la temporada de influenza, que se intensifica según bajan las temperaturas, y la época de fiestas que comienza desde la semana de Acción de Gracias representarán nuevos retos al intentar manejar la pandemia del Covid-19.

El secretario, quien desde hoy se reintegrará a sus funciones de manera presencial luego de mantenerse aislado tras arrojar positivo al virus, señaló que el reporte más reciente del Fideicomiso de Salud Pública apuntaba a una tasa de positividad de 7.6%, un leve aumento del 7.2% que se registró la semana previa. González recordó que hace unos meses dicha tasa –que refleja el porcentaje de pruebas moleculares de Covid-19 que arrojan positivo– superaba el 10%, aunque aún no se ha logrado que se ubique por debajo del 5%, que ha sido la meta por largo tiempo del Departamento de Salud.

“El promedio se mantiene entre 200 y 300 casos positivos reportados diariamente. Definitivamente nos preocupa la cantidad de positivos que estamos teniendo y también las muertes, que ya llevamos 801 muertes en Puerto Rico, la mayoría de ellas en personas de alto riesgo, sobre 60 años de edad con condiciones comórbidas. Nos preocupa más ahora en el contexto de las próximas actividades que se van a generar en Puerto Rico, particularmente las elecciones, luego tenemos Acción de Gracias y después la Navidad, donde la gente tiende a reunirse y conglomerarse”, dijo el funcionario en entrevista con este medio.

Dentro de ese contexto, González insistió que será clave la capacidad de seguir realizando pruebas masivamente, en momentos en que múltiples países de Europa, como Francia, Italia y España, así como diversas regiones de Estados Unidos, atraviesan repuntes que han derivado en cifras récord de contagios en semanas recientes, luego de una época de verano en que la incidencia se había reducido respecto a los primeros meses de la pandemia.

En ese sentido, González celebró la llegada a Puerto Rico de las llamadas pruebas de antígenos que son capaces de detectar la presencia del SARS-COV-2 en el cuerpo y proporcionar resultados en apenas 15 minutos. Esta prueba se distingue de los rapid test que han abundado desde marzo, que proveen resultados casi al instante pero únicamente detectan anticuerpos, en lugar del virus.

Según González, el Departamento de Salud ya recibió 100,000 pruebas de antígenos y se han emitido órdenes de compra para 200,000 adicionales que deben comenzar a llegar esta semana.

“Esta semana el grupo (de rastreo) de los municipios van a notificar de un esfuerzo en cinco municipios para ver la logística (de distribución) y después extendernos a los 77 municipios (que participan del rastreo centralizado). Ya se han hecho distribuciones, particularmente a centros de envejecientes. También a los centros de Assmca (Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción) y centros de discapacidad. Se están distribuyendo de forma racional a los grupos de más alto riesgo”, señaló González, al añadir que parte de la logística incluye tener la capacidad de reportar los resultados de inmediato al BioPortal donde Salud recopila los datos.

Los cinco municipios seleccionados por un equipo de matemáticos y demógrafos para la fase piloto son Fajardo, Guayanilla, Villalba, Ciales y Guaynabo. Ayer, González no pudo precisar las compañías a las que Salud ha comprado las pruebas, dato que se comprometió a ofrecer hoy, aunque aseguró que en las transacciones no participaron intermediarios.

De vuelta al salón

La adquisición de pruebas de antígenos que proveen resultados de manera rápida es un elemento que, a juicio de González, permitiría auscultar la posibilidad de un regreso a clases presenciales en el sistema público antes de que las autoridades aprueben una vacuna que genere inmunidad al Covid-19. Sin embargo, el secretario descartó que eso pudiera ocurrir antes de que culmine este semestre, indicando que los meses de enero o febrero de 2021 son una proyección más realista.

González expresó que, tan pronto se tengan los resultados de las elecciones generales, intentará sentarse con el gobernador electo para comenzar a discutir los pasos rumbo a un retorno parcial a los salones.

“Tan pronto sepamos quién será la persona que dirigirá nuestro país, llamaremos al equipo de trabajo del gobernador o gobernadora electa, para poder explicarle qué tiene el Departamento de Salud hecho, particularmente en lo que tiene que ver con vigilancia a estudiantes y empleados. Con las pruebas de antígenos, (analizaremos) en qué medidas se puede hacer un esfuerzo de pruebas mucho más agresivo dentro del marco de referencia de las escuelas. La esperanza es que para enero o febrero se pueda (regresar a clases presenciales), aunque sea de una forma híbrida”, manifestó González.

De momento, González considera que las disposiciones contenidas en la presente orden ejecutiva mantienen un balance adecuado entre restricciones y flexibilizaciones de los sectores económicos. La orden actual se extiende hasta el 13 de noviembre, luego de culminado el proceso electoral y a cerca de dos semanas del Día de Acción de Gracias, dos fechas que el Departamento de Salud vigilará de cerca.

“Hemos tenido la capacidad de manejar que se han afectado de manera severa y han estado hospitalizados. Todavía los hospitales se mantienen en un balance relativamente estable. Estamos viendo positivos y muertes, no hay duda de ello, pero me parece que en el contexto de política pública es un balance que en este momento se ha mantenido relativamente estable. Hay que ver cuál es el impacto de las elecciones en términos de utilización de recursos médicos, la gente contagiada y la (tasa) de positividad”, resumió el jefe de Salud.

Hasta ayer, el tablero digital de la agencia reflejaba un 71% de ocupación de las camas de intensivo en el país, incluyendo un 9% por pacientes del coronavirus.

Un elemento que González lamentó es la falta de implementación de la orden ejecutiva con relación a las caravanas políticas, que se han continuado celebrando sin intervenciones de las autoridades policiacas. Metro reportó la pasada semana que La Fortaleza había instruido a no intervenir en estas actividades para evitar la apariencia de persecución política contra los candidatos.

Por las pasadas semanas, el equipo de cerca de 40 investigadores del Departamento de Salud ha hecho decenas de intervenciones en comercios que violentan disposiciones de la orden ejecutiva, como incumplir con el toque de queda o las medidas de higiene. Sin embargo, González indicó que, por la naturaleza de las caravanas, únicamente la Policía estaría capacitada para intervenir.

“No puede haber reglas para aplicarlas a unos y no a otros. Yo fui crítico desde el primer segundo. No puede haber reglas para la población en general y no a los políticos. Yo fui crítico de la gobernadora (Wanda Vázquez) en un momento y he sido crítico de todos. Desafortunadamente soy solo una voz. Yo quisiera tener un grupo de 500 personas en investigación, pero tengo 40 y no los podemos poner a riesgo, porque no son oficiales de la Policía, son investigadores”, dijo el secretario, al subrayar que con sus intervenciones Salud no busca seguir un proceso punitivo, sino de orientación.

Loading...
Revisa el siguiente artículo