El centro Vimenti reporta progreso en sus esfuerzos por combatir la pobreza infantil

El centro lo reveló al presentar su informe de resultados y aprendizajes del año 2019-2020 durante una conferencia virtual

Por Metro Puerto Rico

A dos años de haber comenzado operaciones en el Residencial Ernesto Ramos Antonini de San Juan, Vimenti una escuela alianza por Boys & Girls Clubs de Puerto Rico anunció el registro de una mejoría en el bienestar de las familias, aprovechamiento académico de sus estudiantes y niveles de empleabilidad de sus participantes.

Así se desprende de su informe de resultados y aprendizajes del año 2019-2020 presentado en una conferencia virtual. Según el informe del centro Vimenti, los niveles de intervención con los cuales miden los cambios y progresos de las familias reflejaron progresos. Los datos presentados apuntan a que el porcentaje de familias consideradas como estables, aumentó de 20% en agosto 2019 a 31% en junio 2020.

Bárbara Rivera Batista, directora ejecutiva de Vimenti explicó que “en el centro Vimenti las familias se clasifican por niveles de intervención, utilizando 14 indicadores que impactan factores sociales, económicos, de salud, escolaridad, entre otros. De esta manera se le brindan las herramientas de manera individualizada. A cada familia se le asigna un/a manejador de caso con quienes trabajan sus planes familiares y se mantienen en un proceso de mentoría y acompañamiento durante todo el año”.

“Cada día nuestra responsabilidad es más grande, y el desarrollo de este centro basado en evidencia nos permitirá medir el impacto en los niños y la movilidad económica de sus familias en los próximos años”

Por otra parte, el perfil de las familias cambió positivamente en aspectos de educación, incrementando de un 11% a un 14% en familias con al menos un miembro con bachillerato, en el caso de familias con al menos un miembro con grado asociado subió de un 13% a un 22%. Asimismo, el indicador de familias con al menos un miembro desempleado se redujo un 14%. Sin embargo, el 93% de las familias continúa viviendo bajo niveles de pobreza, señalaron en la reunión virtual.

“Esta data desmitifica que el pobre no quiere trabajar o no quiere cambiar las condiciones en que vive, por el contrario, nuestras familias se esfuerzan grandemente y muchas veces los obstáculos y la vulnerabilidad en la que viven no les facilita el lograr cambios inmediatos a sus condiciones económicas. De hecho, dos de nuestros participantes lograron crear sus negocios a pesar de los retos que han enfrentado en medio de una pandemia gracias al apoyo de nuestra área de emprendimiento” indicó Rivera Batista.

En cuanto a los resultados para Vimenti School, la primera escuela pública alianza del país, reportó que el nivel de proficiencia de sus estudiantes alcanzó un 62.5% de una meta de 70%. Durante el año escolar 2019-2020, Vimenti School promovió de grado a 92 estudiantes, desde kínder hasta tercer grado, e impactó a 123 integrantes de sus familias el pasado año.  Al comienzo del año escolar, Vimenti School identificó varias barreras de aprendizaje como problemas de visión, audición y asma en sus estudiantes y les ofreció los servicios pertinentes para que estos lograran un mejor aprovechamiento académico, según lee una comunicación escrita.

Actualmente, Vimenti School cuenta con una matrícula de 126 estudiantes de kínder a tercer grado y 109 familias. Debido a la pandemia por del COVID-19, la educación se está ofreciendo a distancia. Ante la realidad identificada por la escuela de que el 65% de familias no tenían computadoras; y el 47 % no tenía acceso a una conexión de Internet, Vimenti logró mediante una propuesta federal, adquisición de iPads con conectividad para cada estudiante. Por este semestre, la conexión a Internet fue donada por la compañía de telecomunicaciones T-Mobile.

“Cada día, nuestra responsabilidad con las familias, participantes y la comunidad de Vimenti es más grande. Este año tuvimos el reto de reinventarnos para poder dar continuidad a nuestros servicios y programación en todas las áreas que componen el centro a pesar de la crisis de salud a causa de la pandemia”, señaló Rivera Batista.

“Gracias al compromiso de las familias, nuestros aliados y equipo de trabajo, pudimos terminar con éxito el semestre escolar en el área educativa, los planes de trabajo en el área social y mantener el ofrecimiento los talleres de empleabilidad y emprendimiento del área económica", añadió la directora del centro educativo.

Vimenti El principal oficial ejecutivo del Boys & Girls Clubs de puerto Rico y la directora ejecutiva de Vimenti School. / Vimenti School

En el área de Desarrollo Económico, el Programa de Empleabilidad y Carreras para jóvenes y adultos ha graduado a 120 participantes, de los cuales un 71% actualmente tiene empleo y el 84% ha retenido su trabajo por tres meses o más. De estos, el 56% son padres de participantes en Vimenti, según se informó en la conferencia.

“A corto plazo ya estamos levantando información valiosa que nos demuestra que es posible cambiar las condiciones en que viven nuestros niños y familias bajo el nivel del pobreza, Los aprendizajes del modelo durante los pasados dos años nos indican que si se trabaja con la familia como el eje para romper el ciclo generacional de la pobreza, si atendemos las barreras y obstáculos que tienen nuestros niños y familias vulnerables, definitivamente, se logra provocar movilidad”, expresó Rivera Batista.

Como parte de los servicios ofrecidos a las familias y a la comunidad, se ofrecieron 45,433 porciones de comida entre desayuno, almuerzo y cena a todos los estudiantes incluyendo la cena a otros participantes que asisten a horario extendido. El proyecto también atendió a 262 participantes activos en horario extendido entre las edades de 5 a 21 años, además de 510 adultos que participaron en los programas de desarrollo económico y en diversos programas de impacto comunitario.

“Estos resultados, retos y aprendizajes reafirman el sentido de urgencia que tenemos como ciudadanos para ser parte de la solución, que el eje familiar sea la prioridad para lograr erradicar la pobreza infantil en Puerto Rico”, dijo Eduardo Carrera Morales, principal oficial ejecutivo de Boys & Girls Clubs de Puerto Rico.

“Cada día nuestra responsabilidad es más grande, y el desarrollo de este centro basado en evidencia nos permitirá medir el impacto en los niños y la movilidad económica de sus familias en los próximos años”.

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo