Vacuna china en pruebas induce respuesta inmune en mayores de 60 años

Por Agencias

China tiene en marcha varias candidatas a vacuna contra la COVID-19, una de ellas basada en el virus SARS-CoV-2 inactivado. Ahora, resultados preliminares de los ensayos clínicos constatan su seguridad y que induce respuesta inmunológica en voluntarios sanos, también en mayores de 60 años.

Los experimentos (en fase 1/2 de ensayos clínicos) se llevaron a cabo en China entre el pasado 29 de abril y 30 de julio y contaron con la participación de más de 600 voluntarios sanos. Los resultados de estos ensayos se publican en The Lancet Infectious Diseases.

Los ensayos de esta candidata a vacuna (BBIBP-CorV) incluyeron a participantes de entre 18 y 80 años de edad, y encontraron que las respuestas de anticuerpos fueron inducidas en todos ellos.

Los participantes de 60 años y de más edad tardaron más en responder; 42 días llevó detectar los anticuerpos, en comparación con los 28 días en los participantes de 18 a 59 años.

Los niveles de anticuerpos también fueron más bajos en los de 60 a 80 años en comparación con el otro grupo (el título medio de anticuerpos neutralizantes 42 días después de recibir la vacuna fue de 228,7 para las personas de 18 a 59 años y de 170,9 para los de 60 a 80 años).

Los ensayos no se diseñaron para evaluar la eficacia de la vacuna, por lo que no es posible decir si las respuestas de anticuerpos inducidas por la vacuna BBIBP-CorV son suficientes para proteger de la infección por SARS-CoV-2, apunta la revista en su nota.

Xiaoming Yang, uno de los autores del estudio, del Instituto de Productos Biológicos de Pekín, señala que proteger a las personas mayores es un objetivo clave para el éxito de la vacuna contra la COVID-19, ya que este grupo tiene un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave.

Sin embargo, las vacunas a veces son menos eficaces en ellos porque el sistema inmunológico se debilita con la edad.

"Por lo tanto, es alentador ver que BBIBP-CorV induce respuestas de anticuerpos en personas de 60 años o más, y creemos que esto justifica una mayor investigación".

Actualmente hay 42 vacunas contra la COVID-19 en ensayos clínicos y algunas ya han demostrado ser seguras y provocar respuesta inmunitaria en las fases iniciales de los ensayos clínicos, recuerda la revista.

Varían en función de su tipología y entre ellas están las vacunas inactivadas, como la de este estudio, que se basa en una muestra del virus que se aisló de un paciente de China.

Las reservas del virus se cultivaron en el laboratorio utilizando líneas celulares y luego se inactivaron utilizando una sustancia química llamada beta-propionolactona.

Según los ensayos, en los que a un número de participantes se les administró placebo, las mayores respuestas de anticuerpos se obtuvieron con dos dosis de la vacuna en los días 0 y 21 o 0 y 28.

Para Yang, estos hallazgos indican que una inyección de refuerzo sería necesaria para lograr las mayores respuestas de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 y podría ser importante para la protección. Esto proporciona información útil para un ensayo en fase 3.

La vacuna fue segura y bien tolerada en todas las dosis probadas, sin que se notificaran reacciones adversas graves. El efecto secundario más común fue el dolor en el lugar de la inyección.

Los autores señalan algunas limitaciones del estudio, entre ellas la corta duración del seguimiento, de sólo 42 días, y también que el estudio no incluía a niños y adolescentes menores de 18 años. Los ensayos con estos grupos se llevarán a cabo cuando se complete el análisis de los datos con adultos.

Con información de EFE

Relacionados:

Loading...
Revisa el siguiente artículo