Municipio de Caguas aún debe sobre $6 millones a la AAPP por malogrado proyecto de tren liviano

Se gastaron unos $15 millones en la evaluación de un tren liviano desde Caguas hasta San Juan que nunca se construyó

Por Sadot Santana Miranda

Pese a que no fue hasta el 2017 que se canceló la planificación de un tren liviano de Caguas a San Juan, aún continúa en controversia el recobro de unos $6.3 millones desembolsados por la Autoridad de Alianzas Públicos Privadas (AAPP) al Municipio de Caguas.

Luego de una serie de vistas públicas en el Senado en 2018, funcionarios del municipio de Caguas revelaron que se gastaron unos $15 millones para la evaluación y estudio del proyecto para construir dicho transporte desde Caguas hacia San Juan, el cual se detuvo en 2016 por orden de la Junta de la AAPP.

De esos cerca de $15 millones, unos $8 millones fueron subvencionados por medio de la Resolución Conjunta 94 de 2008 y otros $6,379,810 por parte de la AAPP.

De acuerdo con Sandy Gutiérrez, oficial de prensa de la AAPP, la cifra de $6.3 millones continúa siendo una “deuda en controversia”. Comentó además que, hasta el momento, la agencia no ha intentado recuperar el dinero por la vía judicial. Destacó que el proyecto del tren liviano de Caguas a San Juan no está contemplado entre las obras planificadas de la AAPP.

Metro hizo gestiones con la oficina de prensa del Municipio de Caguas para obtener declaraciones del alcalde William Miranda Torres o del ingeniero Luis Herrera Hernández, director de la oficina de movilidad ciudadana de Caguas, pero no se recibió respuesta. La planificación del tren liviano de Caguas a San Juan estaba a cargo del Municipio de Caguas en colaboración con el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), la Autoridad de Carreteras (ACT), y la Iniciativa Tecnológica Centro Oriental (INTECO).

La Comisión Conjunta de Alianzas Públicos Privadas —presidida en aquel momento por el entonces senador novoprogresista Larry Seilhammer— en un informe final recomendó a la AAPP a que estableciera acuerdos de pagos con el Municipio de Caguas, el DTOP y ACT para el recobro de los $6.3 millones. “Y en caso de que dichas entidades gubernamentales no accedan a establecer acuerdos de pago, la AAPP proceda a reclamar el reembolso por la vía judicial”, señala el informe emitido el 30 de abril de 2018.

Le cierran la puerta al tren de Caguas

Aunque el proyecto para construir un tren liviano que recorriera los municipios de Caguas, Trujillo Alto y San Juan fue detenido por la AAPP en septiembre de 2016, no fue hasta el 8 de agosto de 2017 que la Junta de la AAPP canceló formalmente la obra.

En su ponencia ante el Senado en 2018, los funcionarios Herrera y el ingeniero Omar Jiménez de INTECO, justificaron la inversión de los $15 millones y argumentaron que la Junta de AAPP detuvo la obra en 2016 “sin haber culminado el proceso ambiental requerido por la National Environmental Policy Act, documento indispensable para la obtención de fondos federales para el proyecto”. Durante dicha audiencia, los funcionarios también sugirieron continuar el proyecto mediante otras fuentes de ingresos.

Sin embargo, la oficina de prensa de la AAPP mencionó a este medio que el proyecto de un tren liviano de Caguas a San Juan no forma parte de las obras de la agencia.

El proyecto para construir un tren liviano de Caguas a San Juan fue concebido en 2001 y desde esa fecha hasta el 2006 fue liderado completamente por el municipio de Caguas. A partir del 2007, el proyecto pasó a una segunda etapa luego de que se concretara un acuerdo interagencial entre Caguas, DTOP, ACT, INTECO y el Banco Gubernamental de Fomento. En 2008, se le asignaron los primeros $8 millones para la confección del plan vial, los estudios de viabilidad económica y financiera y la preparación del documento ambiental requeridos por las agencias federales, según reza el informe senatorial.

El informe también apunta a que, en 2009, debido a la crisis financiera de Estados Unidos y Puerto Rico, el gobierno del entonces gobernador novoprogresista Luis Fortuño enmendó el convenio interagencial para construir un sistema de autobuses expreso en lugar de un tren liviano debido a que el costo de la construcción de una ruta de autobuses era menor. No obstante, el proyecto volvió a retroceder cuando en 2013, el gobernador Alejandro García Padilla enmendó el plan para dirigirlo nuevamente a la construcción de un tren liviano.

De acuerdo con el informe de la Comisión Conjunta de las Alianzas Público-Privadas, la construcción del tren liviano de Caguas a San Juan podría exceder los $600 millones y los costos de operación pudieran haber rondado los $16 millones anuales. Ante estas cantidades, el ente legislativo concluyó que la “Junta de la AAPP debió detener todo trabajo por parte de los consultores para evitar el desembolso de fondos públicos de forma innecesaria”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo