Google y Oracle se enfrentan por derechos de autor

Google ganó la primera ronda cuando un tribunal de primera instancia rechazó el reclamo de derechos de autor de Oracle

Por AP

Los gigantes tecnológicos Google y Oracle se vuelven a enfrentar en la Corte Suprema de Estados Unidos en una disputa de derechos de autor valorada en miles de millones de dólares e importante para el futuro del desarrollo de software.

Para tratar de resolver la disputa, los magistrados de la Corte Suprema discutieron y escucharon argumentos el miércoles sobre los menús de los restaurantes, los teclados de las computadoras, las canciones e incluso la tabla periódica.

No está claro cómo podrían fallar, pero algunos parecían al menos preocupados por lo que podría significar un fallo para Oracle.

El caso tiene que ver con la creación por parte de Google del sistema operativo Android que ahora se usa en la gran mayoría de teléfonos de todo el mundo. Google alega que para crear Android —lanzado en 2007— escribió millones de líneas de nuevos códigos informáticos, pero también usó 11.330 líneas de código y una organización que es parte de la plataforma Java de Oracle.

Google alega que lo que hizo es una práctica común y arraigada y que ha sido buena para el progreso tecnológico, pero Oracle acusa a Google de cometer “un plagio atroz” y lo demandó, exigiendo más de 8.000 millones de dólares.

El presidente del máximo tribunal del país, John Roberts, expresó cierto escepticismo y le dijo al abogado de Oracle, Joshua Rosenkranz, que se imaginara abriendo un restaurante nuevo y creando un menú.

“Por supuesto que primero tendrá ¿verdad? los aperitivos, luego las entradas y luego los postres. En este momento no tendría que preocuparse por si esa forma de organizarlo tiene derechos de autor”, dijo Roberts.

El caso se ha estado ventilando desde hace una década. Google ganó la primera ronda cuando un tribunal de primera instancia rechazó el reclamo de derechos de autor de Oracle, pero esa decisión fue anulada en apelación. Luego, un jurado se puso del lado de Google, calificando su copiado de “uso justo”, pero un tribunal de apelaciones no estuvo de acuerdo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo