A tres años de la visita de Donald Trump a Puerto Rico

Revive las declaraciones del mandatario estadounidense en su visita a la isla el 4 de octubre de 2017.

Por Metro Puerto Rico

A solo días de una de las peores catástrofes que ha enfrentado el país, la fugaz visita del presidente estadounidense Donald Trump a la isla hace tres años estuvo repleta de sinsabores y controversia.

Para muchos, todavía resulta difícil borrar de la memoria que el mandatario minimizara la cantidad de muertes en la isla y que, a su vez, comparara la crisis tras el paso del huracán María con el impacto del huracán Katrina en la ciudad de Nueva Orleans en 2005.

Pero si hubo un momento que provocó malestar en muchos sectores de la isla fue cuando decidió lanzarle rollos de papel toalla a un nutrido grupo de personas en una iglesia en Guaynabo como si se tratara de una celebración. Como es de costumbre en el presidente de Estados Unidos, horas después del suceso no tuvo reparos con el acto. Por el contrario, hizo alardes en torno al suceso e insistió en que la respuesta de su administración hacia la isla fue eficiente.

“Hicimos un gran trabajo. No hemos sido tratados justamente por los medios, de verdad hicimos un gran trabajo. Por ejemplo, teníamos estas hermosas y suaves toallas de papel. Eran muy buenas. Yo entré y había una gran multitud de personas. Estaban gritando y encantados con todo. Yo estaba divirtiéndome y ellos estaban divirtiéndose. Ellos me decían: ‘lánzalos, lánzalos”, dijo Trump el 8 de octubre de 2017 en una entrevista con Mike Huckabee en el programa ‘Huckabee’ días después de haber visitado a la isla. 

Y en una visita de cinco horas, el presidente también provocó la ira de muchos en la isla luego de que dijera que Puerto Rico estaba perjudicando el presupuesto de Estados Unidos debido a los fondos asignados ante los daños provocados por el ciclón.

"Odio decirlo Puerto Rico, pero ustedes botaron nuestro presupuesto… Porque gastamos mucho dinero en Puerto Rico, pero está bien, hemos salvado muchas vidas…”, aseguró el presidente durante una rueda de prensa junto al entonces gobernador Ricardo Rosselló, quien en momentos soltó risas con las declaraciones del mandatario. Incluso, mientras Trump se dirigía a los presentes, Rosselló tomó una fotografía con su celular de él junto al presidente.

Pese a que en aquel momento, Trump felicitó a Rosselló porque a dos semanas del paso del fenómeno atmosférico solo se habían regiustrado 16 muertes. Horas después de que el presidente saliera de la isla, el número aumentó a 34. Luego, se dio a conocer que más de 3,000 personas fallecieron a consecuencia del paso del huracán María.

“Cada muerte es horrible, pero si miramos catástrofes reales como Katrina, y miramos cómo cientos y cientos de personas murieron y vemos lo que pasó aquí con un huracán que nadie nunca había visto algo así y cuál es su total de muertes, ¿17? 16 personas versus miles. Usted (al gobernador) debe sentirse muy orgulloso de como toda su gente y nuestra gente han trabajado en conjunto. 16 personas versus literalmente miles de personas, ustedes deben estar muy orgullosos", sostuvo Trump en el evento en la Base Aérea Muñiz en 2017.

Y a solo horas de que abandonara la isla, Trump no perdió tiempo para emprenderla contra los medios de comunicación por la cobertura de estos eventos.

"Un gran día en Puerto Rico ayer [4 de octubre de 2017]. Aunque parte de la cobertura de noticias es falsa, la mayoría mostró gran calidez y amistad", tuiteó el mandatario estadounidense al día siguiente de su visita a la isla.

Trump le dice que 'No' a la Estadidad:

Te recomendamos:

Trump está de "buen humor", sin fiebre y respirando bien

El médico del presidente, Sean Conley, informó que el presidente no ha tenido fiebre durante 24 horas

Loading...
Revisa el siguiente artículo