Contemplan adelantar comienzo del voto a domicilio ante aumento exponencial de solicitudes

Tres comisionados electorales reconocieron que los 10 días dispuestos para correr el proceso probablemente no sean suficientes

Por Manuel Guillama Capella

A menos de un mes de la fecha reglamentaria para el comienzo del voto a domicilio, los comisionados electorales admitieron que no existe un plan delineado para ejecutar ese proceso, ante una cantidad de solicitudes de esa modalidad que ya cuadruplica las que se registraron en 2016.

El voto a domicilio implica que las llamadas Juntas de Balance Electoral –con representación de todos los partidos políticos– deben acudir a los hogares de electores que por razones de edad y salud, o por ser cuidador de personas con alguna condición médica, no se consideran aptos para votar de manera regular.

Hasta la noche del miércoles, las Juntas de Inscripción Permanente (JIP) habían registrado 47,488 solicitudes de voto a domicilio, cuatro años después de que unas 10,300 personas ejercieran su voto de esa forma en las elecciones generales.

“El asunto de los votos a domicilio no nos preocupa tanto en la zona metropolitana por el acceso. Pero en los pueblos del interior el voto a domicilio crea unos problemas de logística porque estás moviendo toda una comisión de balance. Son por lo menos cinco funcionarios, uno de cada partido. Los compañeros comisionados que han visto otras elecciones nos dicen que toma tiempo mover esas rutas. Estamos buscando cómo enfrentarnos a esto, posiblemente tratando de tener más funcionarios. Es uno de los asuntos que más nos llama la atención”, admitió el comisionado electoral del Proyecto Dignidad, Edwardo García Rexach.

Roberto Iván Aponte y Nicolás Gautier, comisionados del Partido Independentista Puertorriqueño y Partido Popular Democrático, respectivamente, dijeron por separado que una Junta de Balance Electoral puede, en un día, visitar entre 20 y 30 hogares.

El reglamento aprobado por la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) para el voto a domicilio dispuso que las Juntas de Balance Electoral deberán completar sus rutas entre el 24 de octubre y el 2 de noviembre, día previo a las elecciones generales. Sin embargo, los tres comisionados consultados por Metro se mostraron abiertos a la posibilidad de adelantar el inicio de este proceso.

“Yo creo que hay considerar varias alternativas. Preferiría esperar a la reunión (de la CEE) a ver qué propone cada parte y tratar de llegar en la medida de lo posible a un consenso. En términos generales me preocupa y no es un proceso sencillo. Por el asunto de la pandemia la presencia de personas en cada uno de esos lugares, hay que tener un proceso de salubridad”, advirtió Aponte, al señalar que las Juntas de Balance están compuestas de funcionarios de cada partido en los 78 municipios.

Gautier, por su parte, adelantó que propondrá a sus cuatro homólogos comenzar con las rutas de voto a domicilio el 19 de octubre, lo que brindaría a la CEE cinco días adicionales. La cifra de solicitudes de voto a domicilio, cuya cantidad final se debe conocer en estos días, sobrepasó las expectativas de Gautier, un exvicepresidente del organismo.

“Lo que sucede es que ahora (bajo el nuevo Código Electoral) no se requiere al elector certificación médica. Ahora se abrió la pluma gracias al (presidente del Senado) Thomas Rivera Schatz y no se le puede requerir al elector que presente evidencia para justificar ese voto a domicilio”, dijo Gautier, al reconocer que la CEE no ha definido su plan para atender las decenas de miles de votos a domicilio.

“Cuando terminemos de grabar todas las solicitudes que se deben haber radicado en estos últimos 10 días estaremos en condiciones de poder determinar qué tiempo nos va a tomar administrar todos esos votos. Anticipamos que va a haber que expandir esos días porque probablemente no sean suficientes para atender el total de las solicitudes”, agregó el comisionado electoral de la Pava.

El incremento exponencial en solicitudes de voto a domicilio se suma a los electores que han pedido emitir un voto adelantado por correo, un elemento al que por primera vez se enfrenta la CEE y que requerirá añadir personal a la Junta Administrativa de Voto Ausente y Adelantado (JAVA) para recibir y contabilizar los sufragios.

En el caso del Proyecto Dignidad, García Rexach anticipó que podrían tener que reclutar hasta 25 funcionarios adicionales para la JAVA, aunque todavía se desconoce qué mecanismo se utilizará para sumar empleados.

Las JIP, hasta el miércoles, habían tramitado 36,666 solicitudes de voto adelantado en precinto y 28,378 de personas que pidieron votar por correo. La JAVA, por su parte, trabajaba con 6,244 solicitudes de voto ausente y 4,917 de confinados.

Hoy la CEE debe recibir las primeras 1.8 millones de papeletas impresas, lo que les permitiría comenzar el envío de papeletas por correo antes de la fecha límite del 4 de octubre. Los comisionados y el presidente de la CEE, Francisco Rosado Colomer, sostendrán hoy una reunión en la que se espera aborden los temas del voto adelantado, el reclutamiento de personal para JAVA y la certificación de centros de votación para el 3 de noviembre.

Loading...
Revisa el siguiente artículo