Suena el voto joven, aunque baja su peso en universo electoral

Las cifras de la CEE indican que el 17.3% de los electores activos tienen menos de 30 años

Por Manuel Guillama Capella

Al igual que en los pasados cuatro comicios generales, los datos de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) apuntan a que este año la proporción de electores menores de 30 años, al compararse con el universo de votantes activos, continuará su tendencia a la baja.

Un análisis de Metro de los datos del registro electoral actualizados hasta el 18 de septiembre encontró que el segmento de electores entre los 18 y 29 años de edad compone el 17.3 % del total de votantes elegibles para participar en el proceso del próximo 3 de noviembre.

Esa cifra se alinea con lo ocurrido de las elecciones de 2016, cuando el 16.8 % de los casi 1.6 millones de votos emitidos correspondieron a electores menores de 30 años. Hace cuatro años, el 19.3 % de los electores activos en el registro de la CEE se ubicaba en ese grupo de edad.

Para las elecciones de 2016, sin embargo, el total de votantes activos se encontraba inflado, luego de una decisión judicial federal que ordenó a la CEE reactivar automáticamente a electores que no hubieran participado en las dos elecciones anteriores. Este año únicamente se mantendrán activos de forma automática los electores que no participaron en 2016, lo que sirvió para eliminar a cientos de miles de personas del registro.

Aun así, el peso proporcional de los jóvenes apunta a reducirse, con un total de 406,324 electores por debajo de los 30 años, una drástica merma respecto a los 512,920 que estuvieron activos en 2012 y 597,078 que había en 2004. En 2004, el 22.4 % de los votos fueron emitidos por electores de 29 años o menos, proporción que se redujo a 20.7 %, 18.9 % y 16.8 % en los siguientes tres comicios.

Este año, la reducción de electores jóvenes es particularmente notable en el segmento de 18 y 19 años, compuesto exclusivamente de personas recién inscritas. Hasta el 18 de septiembre, la CEE había registrado a 41,552 electores en este renglón, que en 2016 ascendía a 75,158, de los cuales 45,841 ejercieron su derecho al voto.

En las elecciones de 2004, ese segmento contenía más de 99,000 electores, incluyendo sobre 76,000 que votaron.
Asimismo, en lo que va de siglo las tasas de participación del segmento menor de 30 años han sido entre seis y 10 puntos porcentuales más bajas que las del electorado general.

En 2012, por ejemplo, el 69.5 % de los electores de entre 18 y 29 años salió a votar, versus un 78.4 % de la totalidad del electorado. Desde 2004 hasta 2016 las tasas de participación entre menores de 30 años se redujo continuamente.

Sin embargo, de cara a los venideros comicios, tanto el debutante Movimiento Victoria Ciudadana como el Partido Independentista Puertorriqueño han insistido en el discurso de romper con el bipartidismo de los partidos Nuevo Progresista (PNP) y Popular Democrático (PPD), un mensaje dirigido con especial énfasis a los electores jóvenes.

“No creo que (la tasa de participación de jóvenes aumente a niveles) similares (a los de otros segmentos), pero va a aumentar un poco. Presumo que aumentará. Pero no va a ser similar al sector de 45+”, dijo el senador Cirilo Tirado, director de campaña del candidato popular a la gobernación, Charlie Delgado, de quien dijo genera mucho “entusiasmo” entre electores jóvenes.

Ángel Cintrón, director de campaña de Miguel Romero, candidato del PNP a la alcaldía de San Juan, se expresó de forma similar a Tirado, al anticipar un aumento en los votantes jóvenes, sin alcanzar a otros segmentos de edad.

“No puedo aseverar que vayan a igualar las tasas de participación de los 40+. Pero sí puedo asegurar que habrá una participación más alta de lo usual y eso, en el caso de San Juan, es magnífico para la campaña de Miguel, porque está recibiendo mucho apoyo y simpatía del sector 18-30”, sostuvo Cintrón.

Loading...
Revisa el siguiente artículo