A seis meses del toque de queda, epidemiólogo está convencido de la eficacia del cierre

El epidemiólogo Juan Carlos Reyes urgió además a tomar medidas de mayor impacto para prevenir contagios

Por Juan Marrero

Aunque reconoce que se necesita fortalecer herramientas para el manejo del control del coronavirus COVID-19 en Puerto Rico, el epidemiólogo de lo que fue el Task Force Médico de La Fortaleza, Juan Carlos Reyes, destacó que el cierre de los comercios y el decreto de un toque de queda el pasado 15 de marzo, hace seis meses, fue algo positivo y que se continúan viendo los frutos de esa decisión.

“En aquel entonces muchas personas decían que había sido exagerado, que había sido prematuro porque solo teníamos cinco casos. Cuando uno mira la historia de la epidemia en estos seis meses podemos dar fe que fue una movida bien acertada y que todavía hoy estamos gozando de algo de esos beneficios”, comentó en entrevista con Metro Puerto Rico.

Coronavirus en Puerto Rico: Salud reporta nueve muertes y 458 casos adicionales

Entre los decesos nuevos se encuentra el de un hombre de 35 años

Sin embargo, el salubrista y profesor del recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, recomendó que para que se pueda continuar con la reapertura de los negocios, se debe considerar varios puntos incluyendo el realizar pruebas para detectar el virus de manera generalizada.

“Para tu reabrir sectores hay unos puntos claves que han sido estudiados en estos seis meses. El primero y más importante, capacidad de hacer pruebas de manera generalizada, no solamente a los que tienen síntomas, sino que a toda persona que se siente que estuvo a riesgo porque estuvo en contacto cercano con una persona positiva o una persona sospechosa que tiene síntomas”, indicó.

Además de realizar pruebas, Reyes aseguró que otros puntos necesarios son la efectividad del rastreo de contactos, la evaluación del sistema de rastreo y una comunicación pública efectiva que incluya una campaña de promoción de la salud con mensajes de educación dirigidos a las poblaciones y como más se afectan estas directamente.

“Hace falta un estudio de prevalencia en el país. Los estudios de prevalencia nos permiten, no solamente estimar la magnitud del problema, sino identificar los factores de riesgo de esas personas, tanto en conducta como en lugares”, mencionó.

Sobre la realización de pruebas, el doctor comentó que para que Puerto Rico pueda cumplir con los criterios de la Agencia para el Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) deben hacer mínimo 4,800 pruebas diarias.

Por otro lado, Reyes se expresó preocupado con recomendaciones y opiniones sobre temas de la salud de personas que no son expertos en el tema.

“Una cosa que yo creo que nos ha hecho un poco de daño es que hay una epidemia de desinformación. Hay mucha gente queriendo ayudar, queriendo ayudar, y eso es bueno, pero hay que tener cuidado de cómo se cruzan a veces los mensajes y en muchas ocasiones hemos tenido ingenieros y economista recomendando lo que Salud debe hacer. En medio de una pandemia tu quieres oír, epidemiólogos, bioestadísticos, médicos con formación en salud pública, infectologos”.

Dicho eso, el salubrista, además del lockdown, halagó la disciplina del pueblo con el uso de la mascarilla lo que asegura ha mantenido las muertes en alrededor de 500 y no en miles como en otros países.

Loading...
Revisa el siguiente artículo