¿Verdaderamente ha aumentado la corrupción legislativa?

Desde que se implementó el concepto de “legislador a tiempo completo” no ha habido un cuatrienio sin que al menos un senador o representante haya enfrentado cargos por mal uso de fondos públicos

Por Manuel Guillama Capella

A la luz del arresto de la representante novoprogresista María Milagros “Tata” Charbonier, su homólogo popular Rafael “Tatito” Hernández dio a entender en una entrevista radial que los casos de corrupción en el Capitolio habían incrementado desde que en 2013 se eliminaron beneficios de dietas y transportación al crearse por ley el concepto de “legislador ciudadano a tiempo completo”.

La figura del legislador a tiempo completo se creó en 1995 mediante la Ley 235. En la exposición de motivos de esa medida, se indicaba que “existe una percepción generalizada de que a través del tiempo, algunos miembros de la Asamblea Legislativa han descuidado su compromiso de servicio al pueblo, al dedicarse a otros menesteres remunerados ajenos a la función legislativa”.

“No encuentro correlación (entre los beneficios y la corrupción) y no veo de dónde se saca esa idea. Los actos de corrupción han ocurrido en los cuerpos legislativos en la misma forma que ocurre el de la representante Charbonier (porque) eso son debilidades de seres humanos que mayormente se dejan comprar por el poder económico. Eso lo tenías mayormente cuando algún legislador se entregaba al inversionismo político. Pero relacionado con el salario o las dietas o vehículos que se tenían, no veo la relación”, opinó el exsenador popular Eudaldo Báez Galib.

Tanto la Ley 235-1995 como la Ley 24-2013, en la que se eliminaron dietas y estipendios de transportación, se establecen los parámetros de los salarios de los legisladores y  regulaciones sobre los ingresos extralegislativos de los senadores y representantes. En ambos casos se dispuso que los legisladores podrían generar hasta un 35% de su sueldo en actividades no correspondientes a sus funciones oficiales.

Sin embargo, para Báez Galib, la eliminación del modelo de legislador a tiempo parcial, que prevaleció hasta el cuatrienio que finalizó en 1996, para dar paso al legislador a tiempo completo, no ha tenido mayor efecto sobre los niveles de corrupción.

“Eso depende mayormente de la persona, no de la entidad. No importa en qué época ni bajo qué esquema, si el individuo está afectado moralmente, lo va a hacer. Si existiera un termómetro que midiera la temperatura del alma… Coge el caso de esta joven Charbonier. Cuando el elector va a analizarla, no mira lo que en realidad era. Tienes el ejemplo de que ella había sido ‘debarrada’ de la notaría. Tienes que se lanzó al ruedo fuerte para aprobar un Código Civil pero afectado por un grupo religioso al que ella apoyaba. Cuando ves los datos específicos que ella movía, tienes un cuadro diferente al que el electorado entendía que era. Es una cuestión de que el electorado vea la realidad de cada candidato y no se deje llevar por las percepciones”, mencionó Báez Galib.

“Te diría que si buscas la mayoría de los casos de corrupción, si se hubiera entrado a ver la vida de la persona con más detenimiento se sabía que iba a caer en eso tarde o temprano”, añadió el expolítico.

Báez Galib señaló que es difícil identificar algún un periodo que se pueda considerar el más nefasto para el Capitolio en términos de incidentes de corrupción. Más bien, la malversación de fondos públicos es una conducta que, cada cierto tiempo, inevitablemente sale a relucir.

“Siempre ha habido algo. De los últimos casos sonoros fue el de (Jorge) De Castro Font, que sirvió cárcel. Pero de volumen, que haya muchos casos a la misma vez, no recuerdo un solo momento”, dijo el abogado.

A continuación, un repaso de integrantes de la Casa de las Leyes que, desde la implementación del “legislador a tiempo completo”, han enfrentado cargos a nivel estatal o federal por corrupción relacionados con su función pública.

  1. José Granados Navedo – Representante PNP (1997-2000)
  2. Víctor “El Búho” Marrero – Senador PNP (1997-2000)
  3. Norberto Nieves – Representante PNP (1997-2000)
  4. Edison Misla Aldarondo – Representante PNP (2001-2004)
  5. Jorge De Castro Font – Senador PNP (2005-2008)
  6. Héctor Martínez – Senador PNP (2009-2012)
  7. Iván Rodríguez Traverso – Representante PNP (2009-2012)
  8. Jaime Perelló – Representante PPD (2013-2016)
  9. Ramón Rodríguez Ruiz – Representante PNP (2017-2020)
  10. Abel Nazario – Senador PNP (2017-2020)
  11. María Milagros “Tata” Charbonier– Representante PNP (2017-2020)

*El periodo en paréntesis corresponde al cuatrienio en que se presentaron los cargos criminales.

Loading...
Revisa el siguiente artículo