Al menos un muerto en Filipinas tras fuerte terremoto

Reportaron también daños en casas y carreteras

Por AP

Un potente terremoto sacudió una región del centro de Filipinas el martes en la mañana, dañando viviendas, carreteras y puentes y dejando al menos un muerto y varios heridos.

Una vivienda de tres pisos se vino abajo en la localidad costera de Cataingan por el temblor. Un policía jubilado atrapado entre los escombros falleció y los rescatistas buscaban a otros miembros de su familia que podrían estar también bajo los restos. Al menos 25 personas sufrieron heridas a causa del sismo en la provincia de Masbate, según funcionarios de emergencias.

Varias viviendas y edificios bajos sufrieron daños, además del puerto.

“La gente debería evitar regresar de inmediato a estructuras dañadas”, dijo Rino Revalo, administrador de la provincia de Masbate, a la televisora ABS-CBN.

El Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas indicó que el terremoto de magnitud 6,6 se produjo a unos 5 kilómetros (3 millas) de Cataingan, a una profundidad de aproximadamente 21 kilómetros (13 millas).

Un residente en Cataingan, Isagani Libatan, dijo que iba camino de la casa de su tía para desayunar cuando su motocicleta se movió repentinamente de izquierda a derecha mientras el piso se sacudía.

“Pensé que era mi llanta, pero de repente la gente salió presa del pánico de casas que se remecían y luego se cortó la energía", dijo Libatan a The Associated Press por teléfono haciendo una breve pausa cuando sintió una réplica bastante fuerte.

El terremoto estuvo provocado por movimientos en la placa filipina, dijo Renato Solidum, director del instituto gubernamental. Se sintió en varias provincias de la región central de Visayas.

Filipinas está en el Cinturón de Fuego del Pacífico, una serie de fallas geológicas donde ocurren la mayoría de los terremotos en el mundo. El país también es afectado por unos 20 tifones y otras tormentas cada año, lo que la convierte en una de las naciones más propensas a sufrir desastres naturales.

Un sismo de magnitud 7,7 provocó la muerte de casi 2.000 personas en el norte del país en 1990.

Loading...
Revisa el siguiente artículo