Líbano debe reiniciar y recuperar confianza

La explosión estuvo provocada por miles de toneladas de nitrato de amonio que estaban almacenadas en el puerto desde hace más de seis años

Por AP

Líbano necesita un “importante reinicio” y reformas económicas integrales para reconstruir la confianza de sus ciudadanos, dijo el ministro alemán de Exteriores el miércoles, antes de viajar a Beirut para comprobar las consecuencias de la potente explosión de la semana pasada en el puerto de la capital libanesa, que dejó al menos 171 muertos y miles de heridos.

Heiko Maas dijo que viaja a Beirut para “conocer la situación y las consecuencias de la explosión y expresar nuestras condolencias y apoyo”. Aterrizó unas horas más tarde en la ciudad y estaba previsto que visite el destruido puerto y que se reúna con miembros de ONGs locales y con el presidente del país.

Alemania ha prometido 20 millones de euros (unos 23 millones de dólares) de ayuda inmediata tras la catastrófica explosión del pasado 4 de agosto que arrasó gran parte de la ciudad con tal intensidad que provocó un sismo en la vecina Chipre. Miles de edificios en el corazón de Beirut quedaron destrozados y muchos más se quedaron sin hogar.

La explosión estuvo provocada por miles de toneladas de nitrato de amonio que estaban almacenadas en el puerto desde hace más de seis años, al parecer con el conocimiento de altos cargos políticos y funcionarios de seguridad.

El incidente ha avivado la indignación y las protestas contra la clase política y derivó en la renuncia del gobierno el lunes.

Maas dijo que mantendría reuniones para ver cómo puede llegar el dinero rápidamente a la gente que lo necesita. Además, apuntó que hablará con líderes políticos y representantes de la sociedad civil para abordar el futuro de Líbano.

“El país necesita ahora un importante reinicio y reformas económicas de gran alcance. Es la única forma en que Líbano puede crear un futuro mejor para sus jóvenes. Es la única forma de generar la confianza necesaria", afirmó.

Por otra parte, el ministro interino de Economía de Líbano, Raoul Nehme, trató de calmar los ánimos el miércoles diciendo que el país no enfrenta una crisis de pan luego de que el único silo de trigo de la nación quedase destrozado por la explosión. Durante una visita al puerto, afirmó que hay suficiente harina almacenada para cuatro meses y que parte de la infraestructura está lista ya para recibir mercantes.

Loading...
Revisa el siguiente artículo