Arrestan a expresidente de Ecuador por delincuencia organizada

Abdalá Bucaram fue arrestado por presunto crimen organizado vinculado con la compra de suministros médicos en medio de la pandemia

Por AP

El expresidente ecuatoriano Abdalá Bucaram fue detenido el miércoles en su casa en Guayaquil por el supuesto delito de delincuencia organizada vinculado con la compra de insumos médicos en medio de la pandemia del nuevo coronavirus.

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, indicó en su cuenta de Twitter que “la madrugada de hoy la policía ha detenido al ciudadano Abdalá Bucaram Ortiz y a dos agentes de tránsito del municipio de Quito. Serán puestos de inmediato a órdenes de la justicia”.

En una entrevista con la radio WQ, Romo precisó que la investigación fiscal podrá “determinar cuál es el grado de participación que existe o no en el delito que se investiga”.

Por su parte, la Fiscalía se limitó a decir en Twitter que a los apresados “se los investiga por presunta delincuencia organizada”.

El caso también involucra a dos ciudadanos israelíes detenidos en junio cuando transportaban casi 100.000 dólares utilizando documentos falsos para intentar pasar como miembros de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos. Uno de ellos, Shy Dahan, fue asesinado recientemente dentro de su celda, mientras que el otro resultó herido durante un supuesto ataque.

En los últimos días se difundió una presunta conversación entre Bucaram y Dahan en la que se escucha una voz, supuestamente del exmandatario, decir que “vamos a tratar de arreglar las cosas que van mal” y luego a Dahan que le pregunta si nadie va a tratar de matarlo y le responde “nada de eso”.

Bucaram, arrestado el 3 de junio por otros delitos y luego puesto en libertad, fue trasladado a una cárcel en Quito luego de ser sometido a exámenes médicos en la ciudad portuaria de Guayaquil.

Al expresidente y a sus hijos Abdalá, Jacobo y Mishel -que se encuentran prófugos- se los investiga por la comercialización ilegal de insumos médicos en medio de la pandemia como pruebas de diagnóstico del COVID-19 y mascarillas.

Tales productos coincidían en marca y modelo con aquellos que estaban en hospitales estatales de Guayaquil y que fueron adquiridos con sustanciales sobreprecios a través de un intermediario detenido desde hace semanas.

Bucaram, quien solía llamarse “El loco que ama”, gobernó Ecuador entre agosto de 1996 y febrero de 1997, cuando fue depuesto de su cargo en medio de acusaciones de nepotismo y corrupción por “incapacidad mental para gobernar”. Se exilió por alrededor de dos décadas en Panamá mientras prescribían los procesos judiciales derivados de su breve paso por la presidencia.

Loading...
Revisa el siguiente artículo