Cable roto causa daños al Observatorio de Arecibo

El cable de tres pulgadas de grosor cayó dañando a su vez unos 8 paneles del domo gregoriano

Por Metro Puerto Rico

Las instalaciones de la Fundación Nacional de Ciencia están cerradas mientras los ingenieros revisan los daños y evalúan las reparaciones que serán necesarias para que el telescopio vuelva a operar.

Uno de los cables auxiliares que ayudan a sostener la plataforma metálica suspendida sobre el Observatorio de Arecibo en Puerto Rico, se rompió el lunes (10 de agosto) causando un corte de 100 pies de largo en el plato reflector del telescopio. Las operaciones en el observatorio administrado por la Universidad Central de la Florida (UCF) se han detenido hasta que se puedan hacer las reparaciones.

El incidente ocurrió alrededor de las 2:45 de la madrugada cuando el cable de tres pulgadas de grosor cayó dañando a su vez unos 8 paneles del domo gregoriano y torció la plataforma utilizada para acceder al domo. Aún no está claro qué causó la rotura del cable.

"Tenemos un equipo de expertos evaluando la situación", dice Francisco Córdova, director del Observatorio de Arecibo. "Nos centramos en garantizar la seguridad de nuestro personal, proteger las instalaciones y el equipo, y restablecer las instalaciones a pleno rendimiento lo antes posible, para volver al servicio de científicos de todo el mundo".

UCF gestiona las instalaciones de la NSF en virtud de un acuerdo de cooperación con la Universidad Ana G. Méndez y Yang Enterprises Inc. La instalación, que alberga uno de los telescopios más potentes del planeta, es utilizada por científicos de todo el mundo para llevar a cabo investigaciones en las áreas de ciencias atmosféricas, ciencias planetarias, radioastronomía y astronomía por radar. Arecibo también es el hogar de un equipo que dirige el Proyecto de Radar Planetario apoyado por el Programa de Observaciones de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA en la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la NASA a través de una subvención otorgada a UCF.

La instalación ha soportado muchos huracanes, tormentas tropicales y terremotos desde que fue construida hace 50 años. Las reparaciones del huracán María en 2017 siguen en curso. A lo largo de todo ello, la instalación ha seguido contribuyendo a avances importantes en la investigación espacial en el ámbito de las ondas gravitacionales, la caracterización de asteroides, la exploración planetaria y más.

Loading...
Revisa el siguiente artículo