Alcalde de Carolina pide a la gente que se quede en casa

Reporta peligrosas condiciones en las calles de la zona rural de su municipio por inundaciones y deslizamientos.

Por Metro Puerto Rico

Una serie de deslizamientos, tendido eléctrico en las vías públicas, la caída de árboles y las fuertes escorrentías que han causado inundaciones han tornado las condiciones de la zona rural de Carolina en unas altamente peligrosas por lo que el alcalde carolinense ha exhortado a sus residentes a permanecer en sus hogares. La zona urbana de la Ciudad hasta el momento no ha reportado mayores emergencias mientras continuamos bajo las inclemencias del tiempo causadas por el paso de la tormenta tropical Isaías.

Árboles que han caído sobre el tendido eléctrico, tumbando cables de energía viva que están en la vía pública y las escorrentías de agua que causan deslizamientos e inundaciones son al momento la mayor preocupación del Primer Ejecutivo carolinense, José Carlos Aponte para esta zona quien reportó además que las principales carreteras que discurren por el campo se encuentran intransitables.

Desde temprano en la madrugada brigadas del Municipio Autónomo de Carolina se encuentran trabajando para mantener el acceso en las carreteras de la zona rural pero las fuertes lluvias que todavía caen en la zona han provocado que las vías sigan siendo bloqueadas por material vegetativo, postes y cables del tendido eléctrico.

“La carretera 853 y el puente Rosa Álvarez está inundado, hay tendido eléctrico en esa carretera lo que hace que el lugar sea altamente peligroso. El puente de Carruzos sobre el Río Canovanillas en la carretera 857 con la intersección 185 también está intransitable. Las fuertes escorrentías han inundado la carretera 856 de Barrazas y se siguen reportando el deterioro de las condiciones a causa de las fuertes lluvias. Actualmente, y según las condiciones del tiempo así lo permitan, seguimos despejando las carreteras de manera que tengamos acceso en caso de una emergencia. Despejamos el acceso en la carretera 857 y trabajamos ahora en la carretera 853 y 856; pero pedimos a los ciudadanos a que se queden en sus casas”, explicó el alcalde.

Varios sectores del campo se encuentran sin servicio de energía eléctrica por lo que también carecen del servicio de agua en sus hogares. “Estamos trabajando en coordinación con el personal de la Autoridad de Energía Eléctrica para poder atender la situación de los cables de alta tensión que están en la vía pública y ya pudimos despejar una zona del sector El Trompito donde tuvimos una emergencia de salud de un residente que tuvo que ser trasladado en ambulancia. Ya también hemos determinado un plan para establecer varios oasis en la zona rural para poder llevar agua potable a los residentes a través de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres Municipal”, añadió Aponte,

En la zona urbana brigadas del Centro de Servicios Municipales de Isla Verde trabajaron con un drenaje tapado en la urbanización Biazcochea. Igualmente, los bomberos municipales de la zona encendieron las bombas del sistema de mitigación de inundaciones de la urbanización Villamar de forma manual cuando cayó el sistema de energía eléctrica.

“La avenida Baldorioty de Castro está inundada con solo un carril disponible; y aunque no se han reportado situaciones mayores en la zona urbana, ciertamente le pedimos a nuestros residentes que permanezcan en sus hogares porque las condiciones del tiempo permanecen peligrosas”, enfatizó.

Para notificar cualquier situación de emergencia en Carolina puede llamar al número de Carolina Segura y en Paz al 787-769-4000 o al Departamento de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres Municipal al 787-769-9863.

Te recomendamos este vídeo:

Loading...
Revisa el siguiente artículo