Coronavirus: ¿Deben preocuparnos los efectos secundarios de las vacunas?

Las vacunas que se están desarrollando podrían causar: dolor de cabeza, dolor de brazo, fatiga escalofríos y fiebre.

Por Metro Ecuador

La carrera por encontrar la vacuna para el coronavirus está entrando en sus fases finales, aunque por el momento son pocas las que están a punto de superar las barreras de seguridad. Médicos se han referido sobre los efectos secundarios que podrían tener.

El comportamiento reactogénico, como se lo conoce en el lenguaje médico, se refiere a que la vacuna puede provocar dolor al momento de la aplicación hasta algún malestar horas después de la ejecución de la misma.

¿Qué síntomas podrían causar las vacunas?

Según el portal StatNews, las vacunas que se están desarrollando podrían causar: dolor de cabeza, dolor de brazo, fatiga escalofríos y fiebre. Pero, para tranquilidad de la comunidad estos rezagos no deben preocuparnos.

Al contrario de lo que se pensaría, podría ser considerado un buen signo de que la inyección está funcionando y el sistema inmunológico ha comenzado a reaccionar , a actuar y a manifestarse levemente.

“Creo que una de las cosas que tendremos que darnos cuenta es que todas estas vacunas serán reactogénicas. Todas van a estar asociadas con reacciones“, dijo Kathryn Edwards, directora científica del Programa de Investigación de Vacunas Vanderbilt en Nashville, Tennesse.

El correcto manejo de la información sobre las reacciones provocadas por la vacuna son primordiales para que la población no entre en pánico.

“La aceptación podría ser mucho mayor si hacemos nuestro trabajo para generar confianza ahora y sentar las bases ahora”, agregó el médico Brian Southwell. Una de las vacunas más prometedoras, la de Oxford, ha reportado efectos secundarios en el 60% de los casos.

Especialistas en el desarrollo de vacunas han recalcado que estos síntomas no representan ningún riesgo para la salud. Actualmente hay en desarrollo más de 175 vacunas en todo el mundo, 35 de las cuales están siendo probadas en humanos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo