Eduardo Bhatia bonista de la AEE sobre la que legisló

Pese a ser un acreedor, el senador y precandidato a la gobernación impulsó legislación sobre la corporación pública

Por Sadot Santana Miranda y Manuel Guillama Capella

El senador Eduardo Bhatia, quien en los pasados años ha sido uno de los principales propulsores de legislación en torno a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), y otros integrantes de su familia han adquirido bonos y poseen reclamaciones contra la corporación pública en el proceso judicial de Título III que se dirime en el Tribunal Federal.

Según consta en el sistema de Prime Clerk, Bhatia —también precandidato a la gobernación por el Partido Popular Democrático (PPD)— hizo una reclamación de acreencia contra la AEE el 22 de abril de 2018 por la cantidad de $190,000 más intereses. Según su proof of claim sometido al Tribunal Federal en dicha fecha, Bhatia habría adquirido bonos de la AEE el 11 abril de 2012. A pesar de esto, como presidente del Senado impulsó legislación sobre la AEE —como la Ley 4 de 2016— que estableció un mecanismo de reestructuración de la deuda con los acreedores y bonistas de la corporación pública que podría haber impactado las reclamaciones de él y sus familiares.

El hermano del político, Andrés Bhatia, cuenta con acreencias que totalizan $125,000 contra la AEE. El pasado 6 de marzo, la AEE solicitó una corrección en la adjudicación de reclamaciones de bonistas que significaría que una de la acreencias de Andrés Bhatia sería de $75,000 contra la AEE, mientras los restantes $50,000 serían contra el gobierno de Puerto Rico por bonos de Obligaciones Generales (GO's), que se pagan del fondo general. Sin embargo, otra reclamación de Andrés Bhatia por $50,000 contra el gobierno central fue corregida para reflejar que realmente procedía contra la AEE, devolviendo el balance de principal adeudado por la corporación pública a los $125,000.

Las compras de bonos de la AEE de Andrés Bhatia ocurrieron en agosto de 2013, luego de que la corporación pública lanzara una nueva emisión por más de $673 millones. Esta emisión de bonos —impulsada por su entonces director ejecutivo Juan Alicea— pretendía realizar mejoras al sistema eléctrico del país. A su vez, fue ampliamente discutida en vistas públicas del Senado mientras Bhatia fungía como presidente del cuerpo legislativo. Incluso, según reportes de prensa, el senador y Alicea sostuvieron varias reuniones para discutir las razones por las cuales el liderato de la corporación pública promovía la controversial emisión.

Mientras, la hermana del senador, Lisa Bhatia, también adquirió bonos de la AEE entre 2010 y 2013 y posee reclamaciones contra la corporación pública de $535,000 más intereses. En tanto, el padre del líder popular, el economista Mohinder Bhatia, adquirió bonos de la AEE entre 2010 y 2012 y mantiene una reclamación por $1,145,000.

Propulsor de leyes sobre la AEE

Aunque el senador Bhatia habría adquirido bonos de la AEE desde 2012, eso no impidió que impulsara legislación sobre el funcionamiento de la corporación pública mientras fungió como presidente del Senado en el cuatrienio de 2013 a 2016. Uno de estos proyectos se convirtió en la Ley 4 de 2016, también conocida como la Ley para la Revitalización de la AEE. En medio de la discusión legislativa, Bhatia —quien figuró como coautor de la medida— defendió el proyecto ya que, en aquel momento, creaba la Corporación para la Revitalización de la AEE que estaría encargada de atender la deuda de más de $9,000 millones de la corporación pública y alcanzar un acuerdo con los acreedores de la corporación pública. Pese a que ya en ese momento era un acreedor de la AEE, Bhatia votó a favor de la medida.

Bhatia también figura como autor de la Ley 57 de 2014, conocida como la Ley de Transformación y Alivio Energético y que creó la entonces Comisión de Energía de Puerto Rico, y como coautor en la Ley 17 de 2019, que estableció la política pública energética del país. Al igual que con la Ley 4 de 2016, Bhatia votó a favor de ambas medidas pese a que el Senado provee un mecanismo para que los senadores se abstengan por algún conflicto de interés.

La regla 40 de los documentos que han regido los procedimientos del Senado tanto en el cuatrienio anterior como en el presente dispone que sus integrantes se abstendrán de votar sobre una medida “cuando tengan un interés personal directo en el asunto sometido”. Además, la sección 12.5 de ambos reglamentos estipula que “un miembro de una Comisión deberá inhibirse de participar en cualquier asunto que esté ante dicha Comisión en el cual él tenga algún interés directo”.

Incluso, en ocasiones anteriores, Bhatia ha favorecido modelos de privatización en la AEE luego de que votó a favor de la actual Ley 120 de 2018 –Ley para Transformar el Sistema Eléctrico de Puerto Rico– que dispone el marco legal para la venta de activos de la corporación pública.

Asegura vendió sus bonos

Al ser contactado por Metro, Bhatia aceptó que llegó a adquirir bonos de la AEE, así como de otros emisores de deuda municipal pertenecientes al gobierno de Puerto Rico, y que los mantuvo mientras lideraba el Senado. Sin embargo, aseguró que en los pasados años vendió la totalidad de su cartera de inversiones en entidades gubernamentales incluyendo los de la corporación pública, aunque no pudo precisar la fecha en que se deshizo de los bonos de la AEE cuya reclamación del 22 de abril de 2018 está disponible en el portal de Prime Clerk.

“Yo no tengo bonos de la AEE. Los vendí hace tiempo. Tendría que buscar la fecha. Sí tuve en el pasado, mi familia tuvo en el pasado como tantos miles de puertorriqueños. Yo ya he salido de todos esos bonos hace un tiempo”, dijo Bhatia, al tiempo que afirmó desconocer si sus parientes todavía son acreedores de deuda de la AEE o de algún otro ente gubernamental.

Al cierre de esta edición, no obstante, el legislador no había provisto a este medio evidencia de que, en efecto, hubiera vendido su cartera de inversiones en las entidades públicas de la isla.

Por otro lado, y a pesar del lenguaje dispuesto en el reglamento del Senado, el legislador negó que sus inversiones en la corporación pública, al mismo tiempo que encabezaba la discusión sobre reformas a la AEE, representaran un potencial conflicto de interés que ameritara su abstención. Bhatia sostuvo que, en todo caso, las medidas que impulsó o favoreció tendrían un efecto detrimental sobre los acreedores de la AEE.

“En ningún momento entendía que iba a haber ningún tipo de diferencia en la situación fiscal inmediata de esos bonos. De hecho, anticipaba que la Autoridad, tal y como había empezado a ocurrir en 2015, bajo (la oficial de reestructuración) Lisa Donahue, eventualmente, con (la Ley) Promesa, se iba a acoger a la quiebra. No era algo que yo estaba… eso no estaba bajo mi control. Las finanzas de la Autoridad no estaban bajo mi control. Eso era todo sobre una acción que estaba ocurriendo con un grupo ad-hoc de bonistas y Lisa Donahue por otro lado. La participación de nosotros era simplemente aprobar un marco fiscal que, dicho sea de paso, no progresó, así que en ese sentido no hay ningún tipo de problema sobre eso”, planteó Bhatia al preguntársele sobre su papel en la formulación del proyecto que se convertiría en la Ley 4 de 2016 que creaba la Corporación de Revitalización de la AEE.

“La intención era que hubiera los parámetros para que se diera una transacción buena para Puerto Rico. Precisamente para que los bonistas no adquirieran la compañía, para proteger a la Autoridad de Energía Eléctrica”, recalcó el aspirante a la gobernación.

“Todas las acciones que tomé era contra el mejor interés mío, bajo esa perspectiva que me la estás preguntando. No tomé ninguna decisión que en forma alguna fuera a favorecer el grupo de bonistas”, añadió Bhatia.

Al insistírsele que el reglamento senatorial por los pasados ocho años expresamente estipula que los miembros del cuerpo deben abstenerse de intervenir en medidas en las que mantengan un “interés personal directo”, Bhatia se distanció de las transacciones a su nombre relacionadas con la deuda de la AEE.

“Yo tenía más o menos un ‘blind trust’… básicamente todas esas cosas las trabajaba mi papá. Yo estaba ajeno a las inversiones que se hacían de la familia. Era realmente así”, insistió el senador.

Bhatia, igualmente, negó que el interés económico de sus familiares en la AEE pudiera haber provocado un choque ético al momento de ejercer sus funciones legislativas, entre ellas el análisis que realizó el Senado en 2013 previo a que la corporación emitiera bonos por $673 millones. Fue en esa transacción, que al día de hoy es la última emisión realizada por la corporación pública, que el hermano de Bhatia, Andrés Bhatia, adquirió $125,000 en deuda de la AEE, a través de distintas casas de inversiones.

“La emisión de bonos no la aprobó la Asamblea Legislativa porque no la tenía que aprobar. Las inversiones que (Andrés) hace son inversiones que él hace. Yo no tengo ningún vínculo con lo que él haga”, comentó el senador.

Según Bhatia, todas sus inversiones están incluidas en los informes financieros anuales que suministran los legisladores a la Oficina de Ética Gubernamental. Estos informes, dentro de 90 días después de sometidos a esta agencia, son remitidos a los respectivos cuerpos legislativos. El público general puede tener acceso a los documentos de los senadores, pero únicamente después de solicitarlo por escrito, de acuerdo con lo estipulado en el Código de Ética de la Cámara Alta.

“Ya después de terminada mi presidencia yo he salido de toda inversión de Puerto Rico a unas pérdidas enormes. No quise participar del proceso una vez entró el proceso de quiebra donde iba a haber negociaciones de todo tipo. Di instrucciones a las personas que manejan eso a nombre mío, mayormente mi papá, que saliéramos de eso totalmente. No quise tener ninguna participación adicional con bonos de Puerto Rico”, dijo Bhatia.

¿Salió de las ellas porque eran malas inversiones o porque podían constituir un conflicto de interés?, le preguntó Metro.

“Lo que pasa es que se estaba negociando. Independientemente de si eran buenas inversiones o no decidí que no iba a tener más inversión en Puerto Rico. Ya (Puerto Rico) se habían acogido a quiebra. La determinación la tomé yo decidiendo no tener ‘exposure’ de Puerto Rico sobre cualquier tipo de inversión que yo tuviera”, argumentó el precandidato popular a la gobernación.

Desde mayo de 2017, el proceso de reestructuración de la deuda de la AEE se encuentra en litigio ante el Tribunal Federal bajo el Título III de la Ley Promesa. En febrero de 2020, Bhatia se opuso al acuerdo de reestructuración de la AEE que promueve la Junta de Control Fiscal con un grupo de bonistas.

Te podría interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo