Avanza sin control el COVID-19 en Puerto Rico

La cantidad de casos activos del virus se multiplicó por 15 en un mes

Por Manuel Guillama Capella

El nivel de prevalencia del Covid-19 en Puerto Rico, con más de 2,400 personas consideradas como casos activos hasta el pasado jueves, según un reporte del Departamento de Salud, hacen difícil prever una reducción en las tasas de contagios en el futuro inmediato, alertó la epidemióloga Ángeles Rodríguez.

Yo quisiera equivocarme pero creo que todavía vamos a seguir en una línea ascendente porque es la naturaleza (del virus). Esto lo que refleja fue lo que ocurrió principalmente alrededor del 4 de julio y no se tomó una decisión diferente hasta mediados de julio. Hay que entender la dinámica del virus, cuya transmisión es exponencial, no lineal. Cuando tienes un virus que se transmite de persona a persona y ya está, pues tienes una buena probabilidad de controlarla en uno o dos ciclos de la enfermedad. Pero aquí tenemos un ciclo más prolongado y pacientes que son asintomáticos que son transmisores”, dijo la también infectóloga, quien atribuyó el repunte de casos a la reapertura de sectores económicos sin esperar a que se cumplieran las condiciones establecidas en las guías aceptadas a nivel internacional, como una reducción sostenida de contagios por dos semanas.

En el informe con fecha del 23 de julio, el Departamento de Salud detalló que, de 4,895 contagios de Covid-19 contabilizados, 2,267 correspondían a pacientes convalecientes, 191 habían fallecido y los restantes 2,437 eran casos activos, es decir, que habían obtenido un resultado a la prueba molecular dentro de los 14 días anteriores.

En su informe previo, del 25 de junio, los casos considerados activos apenas sumaban 167, lo que quiere decir que, en menos de un mes, la cantidad de personas potencialmente contagiosas en la isla se multiplicó por 15.

Ante ese panorama, Rodríguez dudó que el país refleje una desaceleración de las infecciones antes de la segunda mitad de agosto, cuando finalmente podría tener efecto la orden ejecutiva que entró en vigor el 17 de este mes y que revirtió parcialmente las reaperturas que tuvieron lugar desde inicios de mayo.

“Esto es difícil de controlar una vez se sale el gato de la caja. Eventualmente veremos una respuesta a las medidas porque deben funcionar. El problema es que no va a ser de hoy para mañana. Va a seguir el curso natural y probablemente para mediados o finales de agosto veamos una respuesta medible y nos traiga más tranquilidad. Mientras haya muchos casos hay mucha probabilidad de transmisión”, advirtió la epidemióloga.

Rodríguez apuntó que es importante que la ciudadanía perciba un mensaje uniforme de parte de las autoridades sobre la importancia de seguir al pie de la letra las medidas de prevención. Mantener el ritmo de contagios actual, reconoció, colocaría en peligro el sistema de salud, que en los pasados dos días ha reportado 496 pacientes hospitalizados por Covid-19.

“Nadie pone en tela de juicio que muchos de los pacientes no enfrentar sintomatología crítica. Pero ese no es el punto, el punto es que los que desarrollen sintomatología crítica, son las personas que van a ocupar los hospitales y centros de salud, que también son los que necesitan ir a esas instituciones de salud para trabajar con otras comorbilidades que ya tienen por su edad y enfermedades previas. Al colapsar el sistema por el aumento desmedido de casos de Covid, no podemos atender a los pacientes que vienen con otras condiciones y puede llegar el momento en que no podamos atender si quiera a los pacientes de Covid”, comentó Rodríguez, puntualizando que, contrario a jurisdicciones de los Estados Unidos continentales, en Puerto Rico no existe la posibilidad de transportar pacientes a regiones menos sobrecargadas.

Te podría interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo