ACU se opone a que Corrección rocíe a sus empleados con desinfectantes

Aseguran que no son aptos para humanos y ponen en riesgo su salud

Por Cybernews

La Alianza Correccional Unida Local 3500, exigió al secretario del Departamento de Corrección, Eduardo Rivera Juanatey que confirme que la agencia que administra no usará y tampoco permitirá el uso de las “cabinas de desinfección”, que ya tiene distribuidas por varias instituciones, para que los empleados sean “desinfectados” en las mismas mediante la aspersión de sustancia alguna.

Igualmente, que el uso de Thymox no se hará sobre humanos de modo que los empleados no resulten expuestos a los efectos nocivos del mismo.

“Tan pronto nosotros advenimos en conocimiento que el DCR había instalado ‘cabinas de desinfección’ y que hasta había realizado ‘pruebas’ en el Campamento Zarzal y en la 448 en Bayamón nos pusimos en contacto con el patrono para que nos clarificaran el asunto.

Hospitalizaciones por COVID-19 alcanza las 509

Hoy se reportaron 13 nuevas hospitalizaciones

Jonathan Alemán, superintendente del Campamento Zarzal y encargado de este procedimiento, indicó que fue un error de comunicación, ya que cuando estas cabinas estén disponibles para uso, el mismo será de carácter voluntario. Además nos comunicó que la sustancia a usarse era Thymox que supuestamente estaba aprobada por la FDA. Con esta información consultamos con la División de Salud y Seguridad de nuestra unión Internacional AFSCME quien nos indicó que tanto las cabinas de desinfección como el Thymox están contraindicados para ser utilizados como mecanismo de desinfección de personas, e inclusive son dañinos para la salud”, explicó Benjamín Borges, síndico y portavoz de Servidores Públicos Unidos de Puerto Rico, sindicato matriz de ACU.

Borges señaló que entre los hallazgos más impactantes y sobresalientes emitido por la Especialista en Salud y Seguridad, Eunice Salcedo, en respuesta a nuestra consulta son:

El uso previsto para Thymox, por el Departamento de Corrección de Puerto Rico, es incompatible con la etiqueta del producto y la hoja de datos de seguridad (SDS) y pondrá en peligro la salud y la seguridad de los trabajadores de corrección. Además, las cabinas o túneles de desinfección no han sido recomendados por las autoridades de salud pública como un medio para detener la propagación de COVID-19.

En su sitio web, la EPA establece claramente destacado y en letras rojas, “Estos productos son para uso en superficies, NO humanos”. Además, la EPA especifica los tipos de superficies en las que Thymox fue diseñado para usarse, en materiales duros no porosos. La etiqueta Thymox deja claro que este producto no debe usarse directamente en humanos, al especificar que ni siquiera debe usarse en superficies que podrían introducirlo en el cuerpo: La etiqueta Thymox también proporciona instrucciones para la aspersión, especificando que debe hacerse en áreas vacías para evitar la exposición humana.

Al rociar los empleados en una cabina de desinfección o de cualquier otra forma al ingresar a un edificio, el químico se introduce directamente en el cuerpo por las vías de exposición: inhalación, ingestión, ojos y piel.

La hoja de datos de seguridad del producto enumera las precauciones para una manipulación segura e incluye lo siguiente: “No respirar neblina o vapor. No se introduzca en los ojos, la piel o la ropa “.

Según esta, Thymox es destructivo para el tejido de las membranas mucosas porque causa quemaduras oculares e irritación ocular y es nocivo para el tracto respiratorio superior si se inhala. También es dañino para la piel porque puede causar quemaduras e irritación en la piel. Los datos científicos y las instrucciones contenidas en la hoja de datos de seguridad y la etiqueta dejan claro que cualquier uso de Thymox para desinfectar a los empleados va en contra del uso previsto por el fabricante. Thymox fue creado para desinfectar superficies, no humanos.

Las guías de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para las instalaciones correccionales, no incluyen el uso de las cabinas de desinfección propuestas. Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) desautoriza explícitamente su uso “bajo ninguna circunstancia”. Además de señalar que las cabinas de desinfección “podrían ser física y psicológicamente dañinas”, la OMS encuentra que “no reducirían la capacidad de una persona infectada de propagar el virus a través de gotas o contacto”.

Por todo lo antes expuesto, ACU no permitirá el uso de este tipo de equipo que pone en riesgo la vida y salud de los oficiales correccionales. “Algunos oficiales nos han informado que estuvieron expuestos a esta máquina y tuvieron efectos de picor en los ojos y cuerpo, y voz ronca. Estos productos no están hechos para humanos. Hay que exigir un detente inmediato”, finalizó el líder sindical.

Te podría interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo