Votación por correo en Estados Unidos implica costos y molestias

Los gastos de franqueo se han vuelto una línea divisoria partidista

Por AP

Columbus, Ohio — A medida que más estados de Estados Unidos adoptan el sistema de votación por correo, ha surgido un detalle que a menudo se pasa por alto y que constituye una línea divisoria partidista: los gastos de franqueo.

Las preguntas de si se deben exigir estampillas para las solicitudes de voto en ausencia y para las propias boletas, quién las paga y qué sucede con los sobres sin estampillas es objeto de demandas y riñas políticas en los poderes estatales.

En los juicios entablados en Florida por la organización demócrata de recaudación de fondos Priorities USA, en Georgia por Black Voters Matter y en otros estados se sostiene que las estampillas constituyen un requisito monetario similar a un impuesto electoral, que afecta más a las comunidades minoritarias y de bajos ingresos.

Las organizaciones que defienden el derecho al voto dicen que son un impedimento más para votar.

Cobrar dinero por el derecho al voto es inconstitucional, ya sea un centavo o un dólar”, dijo Sean Young, director legal en Georgia de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), que representa a Black Voters Matter. “Muchos votantes carecen de acceso a Internet. Muchos votantes carecen de una tarjeta de crédito, que se requiere para comprar estampillas en línea. Un votante no recibió su paquete de estampillas durante dos semanas después de haberlo pedido”.

Delinda Bryant ya tiene muchos problemas en su vida, entre ellos su discapacidad y ahora el temor de contagiarse de COVID-19. Dijo que conseguir el franqueo necesario para emitir un voto este año será complicado.

Bryant, de 63 años, no tiene los $10 que cuesta un paquete de sellos, ni una impresora para hacerlos en casa ni un automóvil que funcione.

“Mi coche necesita que le arreglen la transmisión, pero lo que pago por los servicios públicos es tan alto que no puedo darme el lujo”, dijo la mujer de Georgia en un testimonio para una demanda federal sobre el derecho al voto. “Diez dólares por un paquete de sellos es difícil”.

El debate también se ha vuelto intenso en Ohio, donde la legislación establece explícitamente la prohibición de que el jefe de elecciones del estado pague por adelantado el franqueo.

El director electoral de Ohio, un republicano, ha pedido la autoridad para pagar por adelantado el franqueo de las solicitudes de voto en ausencia y las propias boletas. Hasta ahora, la legislatura liderada por el Partido Republicano se ha resistido.

Quienes se oponen a la propuesta del secretario de gobierno Frank LaRose argumentan que el franqueo prepago podría hacer que se soliciten más papeletas de voto por correo de las que se utilizarán.

Los votantes que solicitaron una boleta por correo pero que por cualquier razón opten por votar en persona el día de las elecciones tendrán que emitir un voto provisional para que las juntas electorales locales puedan estar seguras de que no votaron dos veces. Habitualmente se rechazan alrededor del 20% de las boletas provisionales.

Te podría interesar

Pesar por la muerte de John Lewis, líder de derechos civiles en EEUU

Líderes políticos estadounidenses y puertorriqueños lamentan el deceso del congresista, ícono de la lucha por los derechos civiles.

Loading...
Revisa el siguiente artículo