Denuncian que el Plan Fiscal de la AEE es "ambiguo, confuso y da un doble mensaje"

Las expresiones las realizó el representante de los consumidores ante la Junta de Gobierno de la corporación pública, Tomás Torres Placa

Por Metro Puerto Rico

El representante de los consumidores ante la Junta de Gobierno de la Autoridad de Energía Eléctrica, Tomás Torres Placa, expresó hoy, domingo, que el Plan Fiscal aprobado por la corporación pública es “ambiguo, confuso y da un doble mensaje”.

El también ingeniero también advirtió que dicho documento no considera en sus proyecciones de costos la deuda por concepto de emisiones de bono ($8,300 millones) y tampoco da indicios de retirar de los procesos de Título III de PROMESA al acerudo con los bonistas de la AEE, que solo recorta un máximo de 30% a esa misma deuda, de acuerdo con el comunicado que envió.

“Este plan, hábilmente, dentro de las gráficas presentadas, excluye el pago de la deuda a los bonistas mostrando tarifas en el rango de 22 centavos por kilovatio hora hasta el 2025 (aproximadamente el valor actual, antes de la caída en costos causada por la baja temporal en precios del petróleo), luego aumentado a 27 centavos por kilo-vatio hora para el 2030. Esto, de nuevo, sin contemplar deuda”, expresó Torres Placa en declaraciones escritas.

Te podría interesar

Comunidad sorda aún a la espera de la gobernadora

La medida que propone crear una oficina enlace para esta comunidad ya fue aprobada por la Asamblea Legislativa

“Sin embargo, aunque  el Plan Fiscal excluye la deuda, no dice nada en torno a retirar el acuerdo de restructuración de deuda entre la AEE y sus bonistas (RSA), actualmente presentado en el tribunal federal. Este acuerdo, junto con la propuesta de reestructuración del fondo de pensiones, incluida en el Plan Fiscal, aumentaría la factura de electricidad en 20% de manera inmediata”, agregó.

Del mismo modo, Torres Placa hizo referencia al nuevo informe que comisionó el cual evalúa la sostenibilidad de la deuda de la AEE, considerando el acuerdo con los bonistas. El informe, también desarrollado por el Dr. Ramón Cao, refleja que la AEE está actualmente en un altísimo grado de insolvencia, con una deuda aproximada de $17,692 millones (de los cuales $8,300 son por concepto de emisiones de bonos), y una diferencia entre activos y pasivos que refleja un déficit de sobre $7,750 millones.

Según el informe, el acuerdo con los bonistas no resuelve el problema de insolvencia de la AEE. El nivel de insolvencia es tal que aun, luego de la reestructuración propuesta, y considerando la infusión de miles de millones de dólares de fondos de reconstrucción por FEMA, la AEE seguiría insolvente.

“La deuda de la AEE debe ser restructurada más allá de las emisiones de bonos, ya que si esta deuda (de $8,300 millones) se elimina por completo la AEE continua en parámetros de insolvencia. En otras palabras, no no hay organización que pueda operar u operar adecuadamente en estas circunstancias”, sentenció Torres Placa al tiempo que indicó que según parámetros nacionales, considerados en el estudio, entre la relación de deuda y activos, la AEE solo podría operar con una deuda – luego de reestructurar todas sus obligaciones – de aproximadamente  $5,500 millones.

De otra parte, Torres Placa sostuvo que el informe también evaluó brevemente las emisiones de bonos consideradas dentro del acuerdo con los bonistas y su posición financiera en el momento de la emisión de la deuda.

“Según el estudio, toda la deuda relacionada al acuerdo con los bonistas se emitió entre los años fiscales 2002 y 2016. En línea con los estados financieros auditados de la AEE, en todos los años posteriores a 2006, al momento de emitir deuda, la AEE estaba al borde de la insolvencia financiera o era ya insolvente, y desde el año fiscal 2011 mostró siempre un déficit operacional. Esto significa que, al momento de estas emisiones, la AEE no tenía la capacidad de cubrir sus costos de operación y el servicio de la deuda. En consecuencia el informe recomienda que las emisiones de bonos de la AEE, posterior al 2006, deben ser evaluadas y auditadas antes de proponer cualquier reestructuración”, subrayó.

“Hago un llamado para que se actúe de manera contundente y que se retire de los procesos en corte el acuerdo de restructuracion de deuda con los bonistas (RSA), y comenzar un nuevo plan de restructuración que nos permita desarrollar el sistema eléctrico”, concluyó el ingeniero.

Loading...
Revisa el siguiente artículo