Venecia realiza pruebas con barreras hidráulicas inflables

Las compuertas móviles están sujetas con bisagras a bloques de cemento en el lecho marino

Por AP

Venecia realizó una prueba de un ambicioso sistema de 78 barreras inflables para contener las inundaciones, con esperanzas de proteger la ciudad de devastadoras mareas altas.

El primer ministro italiano Giuseppe Conte apretó en una ceremonia el viernes un botón que activó los compresores para llenar de aire las barreras amarillas, que comenzaron a elevarse del mar para actuar como un dique. Las 78 barreras fueron elevadas con éxito, dijeron las autoridades.

El proyecto, afectado por la corrupción, debía haber comenzado a funcionar en el 2011. Ahora, la fecha esperada es para el 2021, pero Conte expresó esperanzas de que esté listo para los próximos meses. En noviembre de 2019, Venecia sufrió su peor inundación en más de 50 años.

El proyecto lleva el nombre de Moisés, la figura bíblica que, según el Viejo Testamento, abrió las aguas del Mar Rojo. Pero es además la sigla italiana de Módulos Electromecánicos Experimentales.

Las compuertas móviles están sujetas con bisagras a bloques de cemento en el lecho marino a lo largo de tres aperturas del mar hacia la laguna. Una vez cesa al peligro de la marea alta, se bombea agua en las compuertas para hacerlas más pesadas y bajarlas.

Iniciado en el 2003, el proyecto se vio afectado por corrupción. En el 2014, investigadores revelaron un sistema de sobornos y otros pagos ilegales. Casi 6.000 millones de euros (6.500 millones de dolares) han sido inyectados en la planificación y construcción del sistema.

Los ambientalistas se han opuesto al proyecto, temerosos de que afecte la delicada ecología de la laguna. El viernes, algunos llegaron al pequeños botes cerca del sitio y ondearon banderas de protesta, mientras que la policía en lanchas rápidas pasaba entre las embarcaciones de los manifestantes al aumentar las tensiones.

Los ambientalistas dicen que como los niveles del mar en el mundo están subiendo, las barreras se volverán obsoletas una vez el nivel del Mar Adriático rebase eventualmente el de las compuertas.

Conte elogió el proyecto, diciendo que fue diseñado para proteger el patrimonio arquitectónico, cultural e histórico de Venecia.

Si Moisés hubiera estado operando el año pasado, habría sido sometido a una fuerte prueba. Las crecidas del 12 de noviembre invadieron la Basílica de San Marcos, además de casas, hoteles, tiendas y restaurantes en la ciudad. Las autoridades municipales estiman que las pérdidas llegaron a 1.000 millón de euros.

Las barreras protegerían Venecia de mareas de hasta tres metros (10 pies) de altura. En noviembre, la marea llegó a 1,87 metros (6,5 pies).

Te podría interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo