Asiáticos en la Isla y su barrera ante las autoridades

La falta de intérpretes en la Policía afecta la posibilidad de que las personas asiáticas en Puerto Rico puedan acudir a radicar querellas

Por Luis Joel Méndez González

La falta de traductores o intérpretes de idiomas no tan solo dificulta que los asiáticos puedan radicar una querella en el Negociado de la Policía, sino que es un escollo que se suma a la dificultad de vivir rodeados de estereotipos que los hacen más propensos a ser víctimas del crimen.

De acuerdo con números de la Superintendencia Auxiliar de Investigaciones Criminales del Negociado de la Policía, 182 orientales han sido víctimas de robos o asesinatos de 2008 a 2020.

El Negociado de la Policía utiliza el término “orientales” en sus estadísticas para referirse a las víctimas del crimen que provienen del continente asiático.

La Encuesta de la Comunidad del Censo (ACS, en inglés) estimó que, en 2018, la población asiática en Puerto Rico alcanzó los 6,684. Esto significa que por cada 100 asiáticos se perpetúan 2.7 asesinatos o robos, lo que equivale a un 2.7% de riesgo de ser víctimas del crimen.

Luego de cotejar los números de la Superintendencia del Negociado, Metro encontró que los cuatro hombres asiáticos asesinados de 2008 a 2020 eran de nacionalidad china. Incluso, tras llamar a los agentes a cargo de los asesinatos se encontró que solo dos de los cuatro responsables habían sido encontrado culpables por el delito.

Los números arrojan que tres de los cuatro asesinatos ocurrieron en medio de un robo a mano armada. Los números muestran que 178 orientales fueron víctimas de robo de 2008 a 2020.

La razón por la que los residentes asiáticos —especialmente, los chinos— son víctimas del crimen es por la falsa creencia de que tienen altas cantidades de dinero, a juicio de Stephen Leung, destacado líder chino quien es director ejecutivo de la Asociación de Jóvenes y Comunidades Asiáticas (ACYA) y quien es residente de Puerto Rico hace 30 años.

Por causa de la criminalidad, los dueños de restaurantes de comida china han comenzado a contratar servicios de seguridad privada que les brinden seguridad en la noche, mencionó.

Si bien es cierto que el Negociado de la Policía tiene una buena relación con los residentes asiáticos, en Puerto Rico, tener a traductores e intérpretes de mandarín o cantonés fijos es necesario debido a la susceptibilidad de la comunidad china, mencionó.

“Hay ocasiones en las que los paisanos me llaman por teléfono por un robo en su restaurante cuando tiene un poco de dificultad en expresar el caso, por lo que he hecho de intérprete por teléfono para que se puedan entender las dos partes (la policía y la víctima)”, dijo.

El coordinador del Cuerpo de Investigaciones Criminales de la Policía de Puerto Rico, Wilson A. Lebrón Otaño, explicó que de acuerdo con la Orden General 626 del Negociado, el primer paso al intervenir con un residente chino con poco dominio del español es cotejar que haya un amigo o un familiar que domine el mandarín o el cantonés y el español. Si no se encuentra disponible, se busca a un recurso en el negociado que conozca el idioma. Si tampoco el negociado cuenta con uno entonces se llama al Departamento de Estado para que se contacte con el consulado que se encuentra en Houston, Texas.

El traductor o intérprete no permanece junto al equipo policiaco durante el periodo de investigación, sino que puede cambiarse en varias ocasiones, añadió.

Te podría interesar:

La migración climática: el otro huracán que azotó a Puerto Rico

Luego de María, 19 familias se mudaron del barrio Pezuela, en la zona montañosa del municipio de Lares, a otros sectores

No obstante, al preguntarle al comandante si el Negociado contaba con traductores o intérpretes de mandarín o cantonés fijos para atender a los cerca de 1,757 chinos en Puerto Rico (ACS, 2018), el comandante respondió “no”.

“Oficialmente, con ese nombramiento, no”, acotó.

En 2016, el Grupo Comunitario de Trabajo de la Reforma de la Policía (GRUCORPO) —un esfuerza de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) Capítulo de Puerto Rico— había propuesto que se integrara a la Reforma de la Policía la necesidad de tener traductores e intérpretes de mandarín o cantonés, así como sensibilizar a la policía acerca de la cultura e idiosincrasia china.

Sin embargo, el director ejecutivo de la ACLU en Puerto Rico, William Ramírez Hernández, expresó que ninguna de las dos propuestas se acogió en la reforma policiaca.

“En aquel momento, todo eso se discutió”, explicó Ramírez Hernández a este medio.

“En diversas ocasiones, habíamos propuesto que era una comunidad invisible en Puerto Rico en el sentido de que las personas la ven como personas que tienen restaurantes, pero fuera de eso no las ven como una comunidad con una población bastante numerosa por las diferencias culturales, de idioma y de idiosincrasia”, agregó.

El director ejecutivo de la ACLU y el líder chino coincidieron en que no todos los residentes asiáticos, en Puerto Rico, reportan los incidentes criminales de los que son víctimas.

El director ejecutivo de la ACLU opinó que esto se debe a que muchos no radican querellas por las dificultades lingüísticas con las que se topan al intentar llamar a la policía.

La abogada de inmigración y directora de la Comisión de Derechos de los Inmigrantes del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico, Julie Cruz Santana, explicó que para los inmigrantes tiende a ser más complicado ir a los tribunales o a la policía por su estatus migratorio y por la dificultad con la que se topan en la búsqueda de testigos. En esto inciden los prejuicios preconcebidos hacia los inmigrantes de parte de la sociedad.

Panorama en Tribunales

El director ejecutivo de la ACLU, así como la abogada de inmigración coincidieron en que, en cierto momento dado, los tribunales igual enfrentaron los mismos escollos con los traductores o intérpretes de idiomas.

“Yo lo viví en carne propia con un caso de violencia doméstica”, expresó la abogada de inmigración. “Mi representado era belga. Hablaba muy poco inglés, hablaba mayormente francés y en aquel momento en el tribunal la abogada misma tuvo que ser la intérprete, que no es lo normal”.

Debido a los escollos que el Sistema de Tribunales de Puerto Rico había enfrentado en la búsqueda de traductores o intérpretes de idiomas poco comunes, la coordinadora del Programa de Accesibilidad de la Administración de Tribunales, Liani Cabán Reyes, explicó que, en 2019, contrataron a American Sign Language Services Latino Inc. a la luz de la Normas y Procedimientos para la Selección, Solicitud y Compensación de Intérpretes de la Rama Judicial. La compañía ofrece servicios de traducción o interpretación de idiomas a distancia.

El contrato con la compañía de 60,000 dólares se encuentra vigente de marzo de 2019 a febrero de 2021, de acuerdo con el Registro de Contratos de la Oficina del Contralor.

El Sistema de Tribunales de Puerto Rico también cuenta con un Registro de Intérpretes, según la directora. Hasta el momento, el listado cuenta con 57 traductores que el pasado año natural representaron un costo de $112,461.90. Los fondos que son utilizados para costear los servicios son del gobierno estatal, aunque un puñado también proviene del gobierno federal.

“Si la persona llega a un tribunal de manera presencial y la persona con quien se intenta comunicar (…), hay un problemita de comunicación de primera instancia, ahí es que comienza el proceso” de solicitar un traductor o un intérprete de idiomas, explicó la directora.

La directora mencionó que en 2019 sólo se solicitó un intérprete de mandarín a Tribunales. Sin embargo, de acuerdo con los números de la Superintendencia Auxiliar de Investigaciones Criminales del Negociado, ese año, hubo siete robos contra orientales en Puerto Rico.

Mutis en Justicia

El Departamento de Justicia de Puerto Rico igualmente cuenta con el Programa de Asistencia a Víctimas del Crimen (VOCA) en el que se brindan fondos a municipios, organizaciones sin fines de lucro y agencias de gobierno para responder, acompañar y asistir a víctimas del crimen. Los fondos pueden ser utilizados para contratar a intérpretes de idiomas.

Si bien es cierto que Metro solicitó una entrevista el pasado viernes con la directora de la División de Recursos Externos del Departamento de Justicia, Mariela Cabán, para conocer cuántos fondos el programa ha entregado desde 2008, cuántas entidades han aplicado al programa y cuántas han solicitado específicamente para servicios de traductores o intérpretes de idioma, al cierre de esta edición, no se logró.

Loading...
Revisa el siguiente artículo