Distribución de Hacienda de los $1,200 afectó hábitos de consumo

El doctor en economía, profesor de la Universidad de Puerto Rico en Cayey, José Caraballo Cueto evaluó el desembolso de la ayuda federal

Por Miladys Soto

El Departamento de Hacienda no debió comenzar su plan de distribución del incentivo federal de $1,200 con quienes radicaron planillas, opinó el economista José Caraballo Cueto.

“El criterio que estableció el secretario de Hacienda es errado, porque eso es un estipendio por una emergencia humanitaria que se generó a raíz del toque de queda. Él lo trató como si fuera un crédito contributivo”,  señaló director del Centro de Información Censal (CIC) de la Universidad de Puerto Rico en Cayey.

De acuerdo con Caraballo Cueto, el segmento de los contribuyentes no era prioridad, sino los ciudadanos que quedaron desempleados de forma repentina por la pandemia, número que asciende a más de 460,000 según estimados del Departamento del Trabajo.  El experto expuso que ese segmento hubiera utilizado el dinero para pagar préstamos pendientes, alquileres pendientes,  y para consumo de artículos de primera necesidad.

Les recomendamos

Con los días contados los $600 de la ayuda suplementaria por desempleo

Una vez se termine la ayuda suplementaria de los 600 dólares los ciudadanos recibirán solo la parte semanal del seguro de desempleo o de PUA

“Pero como la prioridad fue a los que radicaron la planilla temprano de 2019, muchos de ellos son gente que, no es que sean ricos, pero están en una posición económica mejor que los otros”, añadió.

Caraballo Cueto expuso que quienes lo necesitaban no lo hubieran utilizado lo que en la teoría económica se llama consumo conspicuo, que es la compra de bienes y servicios de lujo, o que no son de primera necesidad.

“Ese efecto económico no se reflejó en la economía del país, sí se puede reflejar en las ventas de estas multinacionales detallistas, que aquí le llaman megatiendas, sí se registró ahí. Pero no se registra en la economía como tal porque no hay efecto multiplicador”, reafirmó.

El economista explicó que el efecto multiplicador se da cuando el consumo es local y se sigue estimulando la economía local.

“El paquete más beneficioso fue el del Small Bussiness Administration (SBA), que proveía liquidez a los pequeños y medianos comerciantes, que son los que proveen el 80 % del empleo privado en Puerto Rico”, opinó.

Finalmente, el economista comentó que los esfuerzos actuales deben ir dirigidos a ayudar a los pequeños y medianos comerciantes.

 

Les recomendamos

Loading...
Revisa el siguiente artículo