Movimientos telúricos sacuden la madrugada del viernes en Puerto Rico

El más reciente de magnitud 4.9 ocurrió este viernes en la mañana

Por Metro Puerto Rico

Entre la mañana y la madrugada de hoy (viernes), 3 de julio, la isla fue sacudida por seis temblores los cuales estuvieron concentrados en su totalidad en la zona sur y suroeste, de acuerdo con la Red Sísmica de Puerto Rico.

El más reciente de magnitud 4.9 ocurrió este viernes en la mañana, a las 9:54 a.m., lo que lo convierte en el de mayor intensidad.

El sismo que ocurrió a las 9:54 a.m. minutos ocurrió a 8.79 kilómetros al sur-sureste de Lajas, 11.22 al suroeste de Guánica y 30.89  al sur-sureste de Mayagüez.

Hasta el momento, no hay aviso, advertencia o vigilancia de tsunami para Puerto Rico o para las Islas Vírgenes.

Esta mañana a las 6:36 a.m. uno de 2.48 grados de magnitud sacudió a la isla. Su magnitud máxima fue en Moca. El sismo ocurrió a 12 kilómetros de profundidad.

A las 5:04 a.m. Puerto Rico se estremeció nuevamente con un movimiento de magnitud 3.10. Guánica fue en donde más fuerte se sintió, de acuerdo con la Red Sísmica de Puerto Rico..

A las 4:48 a.m., un temblor de intensidad 3.56 ocurrió luego de uno de 3.34 el cual ocurrió poco antes, a eso de las 4.43 a.m.

El de menor magnitud fue uno de 1.81 el cual sacudió a la isla a las 12:05 de la medianoche.

El jueves, 2 de julio, solo ocurrieron tres temblores en Puerto Rico. El de mayor magnitud fue de 3.06 grados.

Te podría interesar:

Se mantiene el descenso en los niveles de agua en Carraízo

Mientras que el embalse de Cidra registró un leve alza.

No obstante, el miércoles, 1 de julio, ocurrieron seis movimientos telúricos. La diferencia es que el movimiento de mayor intensidad fue uno de magnitud 3.77.

Estos movimientos telúricos sacuden a la isla solo a meses de haber ocurrido un intenso enjambre sísmico en el sur de Puerto Rico el cual durante semanas derribó cientos de hogares. Miles durmieron bajo carpas por el temor a ser sorprendidos por un temblor en sus hogares de concreto.

En el presente, muchos de los hogares dañados por el fenómeno natural continúan sin arreglar. Y el temor sigue latente.

Loading...
Revisa el siguiente artículo