Boricuas comienzan a aumentar sus gastos

La reapertura de comercios junto con los incentivos han permitido a algunos sectores comprar artículos que no están relacionados a la emergencia

Por Miladys Soto

Luego de tres meses de cuarentena los ciudadanos han comenzado a salir y a hacer sus compras de artículos que no son de primera necesidad, opinaron economistas y representantes de la industria de comercio al detal.

“Se está viendo una recuperación de una manera sostenida, para el movimiento económico. No obstante, todavía entendemos que hay cierto temor de la población para ir abiertamente a consumir a todos los segmentos, y no es para menos. Yo creo que no se debe bajar la guardia, nuestra exhortación es que se protejan, que utilicen hand sanitizer y que continúen adaptándose a esta nueva normalidad”, expuso Iván Báez, presidente de la Asociación de Comercio al Detal (ACDET).

El portavoz de esa entidad opinó que tiendas que abrieron después de la emergencia han logrado recibir un tráfico de clientes sostenido.

Les recomendamos

Con los días contados los $600 de la ayuda suplementaria por desempleo

Una vez se termine la ayuda suplementaria de los 600 dólares los ciudadanos recibirán solo la parte semanal del seguro de desempleo o de PUA

Por su parte, el presidente del Centro Unido de Detallistas (CUD), Jorge Argüelles, aseguró que han visto un incremento paulatino en la cantidad de consumidores. Sin embargo, expuso que el gasto lo siguen viendo en artículos de primera necesidad.

Sobre el gasto del incentivo de los $1,200 incluidos en la Ley Cares, el comerciante dijo que ha visto que la ciudadanía lo ha invertido en artículos “que son necesarios”

Argüelles detalló que han comprado alimentos y artículos para prevenir el contagio del COVID-19. “Compra de mascarillas, compra de hand sanitizer y ese tipo de cosas. Fuera de eso, muy poco hemos visto. Recuerda que típicamente el trabajador vive de cheque a cheque. Y llevaba tres meses sin cobrar”, sentenció.

De igual forma, el portavoz del CUD manifestó que con la nueva orden ejecutiva esperan más personas en los establecimientos. Además, afirmó que aunque se ve más gente comprando aún no llegan a los números antes del 15 de marzo cuando inició la cuarentena.

Evalúan comportamiento del consumidor

La Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA), publicó la pasada semana el estudio “Pulso Detrás de la Mascarilla”, como una edición especial de la “Radiografía del Consumidor”. El análisis reveló que durante la emergencia aumentaron las compras en línea. De los 1,272 participantes, un 47 % dijo comprar artículos de cuidado personal, al igual que el 47 % que dijo haber adquirido artículos del hogar. Mientras, un 45 % informó que compró ropa y accesorios de vestir, mientras que un 27 % compró “electrónicos de cualquier tipo”.

Los recaudos por concepto del Impuesto de Ventas y Uso (IVU) del Gobierno también reflejan un leve aumento tras la reapertura de los primeros comercios que fueron autorizados a operar.

De acuerdo con el reporte de Distribución de Recaudos Mensuales que prepara la Oficina de Asuntos Económicos y Financieros del Departamento de Hacienda, en marzo de 2020 los recaudos fueron de $156,917,000, mientras que en abril se observa un descenso a $103,216,000. En mayo, los números preliminares de la agencia apuntan un aumento en recaudos, con $113,979,000.

Aumento en los niveles de consumo

La entrada de fondos federales por la emergencia del coronavirus y el regreso a los centros de trabajo han abonado al incremento en el consumo por parte de los puertorriqueños, opinó el presidente de la Asociación de Economistas de Puerto Rico, Heriberto Martínez.

“Yo creo que ya la gente está tratando de retomar sus patrones de consumo. Lo estamos viendo con las visitas a los chinchorros, las playas, centros comerciales. Hay un intento de retornar a una normalidad”, destacó.

El experto explicó dos grandes retos que enfrenta la Isla es que no se registre un segundo pico de contagios de coronavirus, y la adaptación por parte de las empresas a la nueva realidad de apertura con el riesgo latente.

Asimismo, el economista detalló los tipos de consumo tras el flujo de incentivos federales.

“Se llama helicóptero monetario, es el concepto. Es una estrategia de los gobiernos durante momentos muy particulares, muy puntuales, como puede ser esta pandemia, de hacer transferencias monetarias a los ciudadanos para sostener niveles de consumo”, puntualizó Martínez.

Según el economista, el gasto de ese dinero se divide en tres grupos: “primero el que va a utilizar esos ingresos disponibles para comprar alimentos, el segundo grupo va a usar ese dinero para desempalancamiento, eso es para el pago de deudas viejas y generar liquidez futura y el tercer grupo se va a suscribir a Amazon, a Netflix…”, concluyó sobre este último grupo, que puede adquirir artículos electrónicos, ropa, entre otros.

Les recomendamos

Loading...
Revisa el siguiente artículo