Viajeros estarán obligados a responder preguntas en una aplicación

Quienes no contesten estarían en violación de la orden ejecutiva que cobrará vigencia el 15 de julio

Por Manuel Guillama

Reconociendo que sería imposible realizarle pruebas diagnósticas de Covid-19 a cada viajero que llegue a Puerto Rico, el gobierno cifrará sus esperanzas en una serie de preguntas que los viajeros tendrán que contestar diariamente a través de una aplicación digital.

En el anuncio de la orden ejecutiva que regirá el manejo de las miles de personas que llegarán al país a través del Aeropuerto Luis Muñoz Marín, la gobernadora Wanda Vázquez precisó que los pasajeros deberán presentar un resultado negativo a una prueba molecular administrada a 72 horas o menos antes de entrar a Puerto Rico. Quienes no puedan presentar ese resultado, sean turistas o residentes, deberán permanecer en aislamiento por 14 días, a menos que durante ese periodo se realicen la prueba diagnóstica y obtengan el resultado negativo.

La gobernadora añadió que las personas que reciban un diagnóstico positivo a la prueba molecular antes de tomar rumbo a Puerto Rico no podrán montarse en el avión, aunque no especificó de qué manera en gobierno controlará esos casos.

El 100% de los pasajeros que lleguen a la isla, cuenten o no con la evidencia del resultado negativo, serán monitoreados a través de la aplicación denominada “Sara Alert”, explicó la directora de Turismo, Carla Campos. Además, el Departamento de Salud se encargará de reclutar un grupo de 350 personas que visitarían personalmente a los recién llegados de manera “aleatoria”, precisó el secretario de esa agencia, Lorenzo González. La información personal de los viajeros sería suministrada a través de un formulario que el pasajero podría completar electrónicamente previo a tomar el vuelo o en papel una vez se monte en el avión con destino a la isla.

Vázquez advirtió que las personas que no respondan a las preguntas enviadas a través de Sara Alert se encontrarían en violación de la orden ejecutiva, que se estaría publicando mañana y entraría en vigor el 15 de julio, y se expondrían a una multa de hasta $5,000 y hasta seis meses de cárcel.

Además, según explicó González, negarse a responder las preguntas en la aplicación daría pie a que el visitante se convierta en objeto del monitoreo personal por parte del Departamento de Salud.

Los funcionarios precisaron que la expectativa es que desde el 15 de julio, cuando oficialmente Puerto Rico se reabre al turismo externo, entre 4,000 y 6,000 personas ingresen diariamente a través del aeropuerto en Isla Verde.

La gobernadora aclaró que en el aeropuerto la Guardia Nacional continuará realizando los cernimientos que ha venido llevando a cabo desde poco después que se declarara el estado de emergencia por la pandemia, en marzo.

Como parte de estos cernimientos, a los viajeros que se les practique la prueba serológica en el aeropuerto y arrojen positivo, recibirían entonces la prueba molecular. El secretario de Salud indicó que el gobierno ya hizo gestiones con Quest Diagnostics para adquirir 100,000 pruebas moleculares adicionales a un costo de $7.5 millones, aunque no se precisó si se utilizarían únicamente para diagnosticar a personas recién llegadas a Puerto Rico o cómo se distribuirían entre los laboratorios del país.

La mandataria no indicó cuántos pasajeros el gobierno estima no contarían con un resultado negativo reciente en la prueba molecular y, por ende, deberían ser vigilados más de cerca tras su arribo.

“El estimado con relación a las personas que lleguen sin la prueba sería algo especulativo totalmente. Yo sé que está aumentando la cantidad de personas que llegan a Puerto Rico, 4,000 (a) 6,000 personas por día. Estamos hablando de muchas personas que van a estar llegando y por eso es que lo queremos hacer con tiempo, para que las personas de aquí al 15 se preparen. Todas las personas que nos estén escuchando, si vienen para Puerto Rico, háganse la prueba molecular y venga con un resultado negativo”, subrayó la primera ejecutiva.

Por su parte, González tampoco ofreció un número del porcentaje de visitantes que serían monitoreados directamente por parte del equipo de Salud. El secretario se limitó a señalar que será una decisión que tomarán los epidemiólogos y estadísticos de la agencia, con el criterio de dar seguimiento a una muestra “representativa” de las personas que llegan al país.

Responsabilidad de hoteles

Campos, en tanto, explicó que los anfitriones de los visitantes, entiéndase hoteles, dueños de alquileres de corto plazo o familiares, serán responsables de velar por que los recién llegados hayan arrojado negativo a la prueba diagnóstica de Covid-19 o, en su defecto, que cumplan con el periodo de cuarentena.

“La orden ejecutiva, en una de las partes, contempla la responsabilidad del anfitrión y la gobernadora hizo hincapié en esto. La mayoría de las personas que entran son los que llamamos ‘visiting friends and family’, personas que vienen a visitar a familiares o amigos, que tienen allegados puertorriqueños que son sus anfitriones. El llamado que extiende la gobernadora es a que esas personas tienen una responsabilidad de conocer cuál es el estatus de esa persona, si esa persona tiene una obligación de culminar una cuarentena o si trajo (el resultado de) la prueba. Usted tiene una responsabilidad de validar si esa persona que usted está alojando en su hogar está cumpliendo con lo que disponen las órdenes ejecutivas”, sostuvo Campos.

“También hay personas que se van a quedar en alquileres a corto plazo o en hoteles en cualquier lado de la isla. Esos anfitriones, esos hoteleros y dueños o manejadores de propiedades de alquileres de corto plazo también tienen una responsabilidad con esas personas que se van a estar alojando. Toda hospedería tienen un formulario que en este momento tiene que recopilar de cada persona que ingrese a la hospedería. Esa información tiene que estar disponible para el Departamento de Salud en caso de que (la agencia) así lo requiere”, añadió la directora ejecutiva de la Compañía de Turismo.

Varias veces durante la conferencia, el secretario González argumentó que los controles que la orden ejecutiva dispone para el turismo son los más estrictos dentro de las jurisdicciones estadounidenses. Específicamente, los comparó con las medidas impuestas por Alaska y Hawái, al mencionar que esos dos estados no continentales únicamente requieren un periodo de cuarentena a sus visitantes.

Vázquez, por su parte, enfatizó que los turistas que requieran tratamiento médico contra el Covid-19 deberán asumir los gastos que eso conlleve.

Te podría interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo