Cuestionan legislación que crea corredor costero de Manatí

La medida fue aprobada hoy en el Senado.

Por Sadot Santana Miranda

Las minorías legislativa levantaron bandera roja ante un proyecto de ley aprobado por el Senado que busca crear un corredor costero en el municipio de Manatí para su desarrollo turístico.

El proyecto del Senado 1643 —de la autoría del presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz y los senadores Héctor Martínez y José Pérez— sugiere crear el Corredor Costero de Manatí para el desarrollo económico de la zona que incluye la conservación de los recursos naturales y que permita el emprendimiento turístico en la zona.

"Mi preocupación principal es que dice para 'desarrollo' pero es el tipo de medida en donde no se consulta a las comunidades o a las áreas impactadas y votar a ciega no es el paso a dar", mencionó el senador Juan Dalmau del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP).

Durante la sesión, el senador novoprogresista Ángel 'Chayanne' Martínez defendió la medida y aplaudió que la medida busca fomentar el crecimiento económico del municipio de Manatí.

Por su parte, el senador independiente José Vargas Vidot, mostró preocupación en torno al proyecto y cuestionó si se consultó a las comunidades que podrían verse afectadas por la medida.

"Cuando algo me parece que —por más sano que sea— el hecho de que no haya estado la comunidad ya es un asunto que me para los pelos", aseguró el senador. Agregó que los terrenos que serían catalogados como parte del corredor responden a una negociación con un dueño privado ya que los terrenos pertenecieron al gobierno en un momento.

Mientras que el senador del Partido Popular Democrático (PPD), Cirilo Tirado, también objetó la medida ya que se desconoce el alcance de la medida. "El problema es que no sabes el alcance y quiénes están detrás de ese proyecto", señaló el legislador. Tirado también comentó que hay proyectos ecoturísticos o ecológicos que no necesariamente cumplen con el entorno natural. "Aquí hay que levantar bandera cuando se descargan a última hora", mencionó.

Sobre el tapete el retiro incentivado

En cambio, el Proyecto del Senado 1616, que dispone la creación de una ventana de retiro —o retiro incentivado— para ciertos empleados públicos, no se incluyó en el calendario de medidas pese a que se esperaba que fuese descargado de la Comisión de Gobierno.

Durante la sesión, el senador novoprogresista Carlos Rodríguez Mateo anticipó que la medida podría haber sido descargado en medio de la sesión, pero eso no ocurrió. Al finalizar la sesión, el legislador dijo a este medio que se solicitaron enmiendas adicionales al proyecto.

Según la medida, los empleados cobijados bajo la Ley 447-1951 que sean elegibles bajo el Programa de Retiro Incentivado recibirán un beneficio de jubilación que consiste en el 50% de su último salario. En promedio, su beneficio monetario sería alrededor de $1,430 dólares mensuales y podrán recibir un subsidio de seguro médico de $100 mensuales de por vida.

Mientras que —de acuerdo con la exposición de motivos de la medida— los empleados cobijados bajo la Ley 1-1990 que sean elegibles bajo el Programa de Retiro Incentivado recibirán un beneficio de jubilación equivalente al dos por ciento (2%) multiplicado por el número de años de servicios acreditados hasta el 30 de junio de 2017, hasta un máximo de cuarenta y seis por ciento (46%) sustituyendo de esta forma la anualidad acumulada bajo la Ley 3-2013 que siempre será menor. Bajo este Programa de Retiro Incentivado, dichos empleados obtendrán un beneficio de jubilación de hasta $1,513 dólares mensuales promedio y continuar con la cubierta de plan médico de su patrono por un (1) año.

Loading...
Revisa el siguiente artículo