Gran Bretaña ordena cuarentena a personas que entren al país

Meses después de que otro países europeos implementaran medidas similares

Por AP

Gran Bretaña comenzó a ordenar una cuarentena de 14 días para las personas que lleguen al país, meses después de que otros países europeos implementaran medidas similares para controlar la propagación del coronavirus.

La cuarentena fue categóricamente criticada por las industrias de aviación y turismo, y muchos cuestionaron su momento. Los críticos dicen que ha sido introducida demasiado tarde para ser útil y dudan que pueda implementarse de forma efectiva.

El director ejecutivo de Ryanair, Michael O’Leary, dijo que la cuarentena era una “treta política” y argumentó que causará “devastación incontable” para la industria turística del país, no sólo las aerolíneas.

“Los miles de hoteles, los miles de atractivos turísticos, restaurantes en el próximo par de meses, julio y agosto son los dos meses clave para el turismo británico”, agregó. “Nos enfrentamos a miles de pérdidas de empleos por una cuarentena estúpida, inefectiva”.

A todos los pasajeros —con excepción de un puñado como conductores de camiones o trabajadores médicos— les pedirán llenar un formato que detalle exactamente en dónde se aislarán durante dos semanas y proporcionen un número telefónico para que las autoridades los contacten. El requisito aplica sin importar si son ciudadanos o no, y quienes no lo cumplan serán multados.

Gran Bretaña tiene el segundo número más elevado de muertes de coronavirus en el mundo, con 40,625, después de Estados Unidos. El gobierno conservador del primer ministro Boris Johnson ha sido criticado categóricamente por su lenta respuesta a la lucha contra el brote. Muchos en su gobierno, incluido el mismo Johnson, tuvieron coronavirus.

En otras partes de Europa, la exministra de salud de Moldavia, Ala Nemerenco, dijo que la pandemia de coronavirus en Moldavia está “fuera de control”, en un momento en que sigue aumentando el número de nuevos casos. Los datos publicados el lunes muestran que Moldavia registró 1.149 nuevos casos en la primera semana de junio, la mayor cantidad desde el 7 de marzo cuando se registró el primer caso.

Las autoridades polacas ordenaron el lunes el cierre de minas de carbón durante tres semanas después de que cientos de trabajadores se infectaran de COVID-19.

Por su parte, Rusia reabrirá parcialmente sus fronteras mientras el país sigue aliviando las restricciones por el coronavirus, informó el primer ministro Mikahail Mishustin. A partir del lunes, las personas podrán viajar al extranjero por motivos de trabajo, estudio, para recibir atención médica o atender a familiares.

También se permitirá el ingreso de extranjeros que busquen atención médica o cuiden a familiares, agregó el funcionario.

El mes pasado, el presidente Vladimir Putin pidió que se eliminaran gradualmente las restricciones de la cuarentena, argumentando que Rusia logró desacelerar los contagios.

Sin embargo, las autoridades de salud han estado reportando aproximadamente 9.000 nuevas infecciones todos los días desde mediados de mayo y algunos expertos están preocupados de que sea muy pronto para aliviar las restricciones.

En tanto, en Grecia los bares, centros nocturnos y cafés internet pudieron reabrir el lunes, en un país donde comenzó pronto la cuarentena, dando como resultado una menor tasa de decesos y contagios.

El gobierno griego ha levantado prácticamente todas las medidas del confinamiento, aunque mantiene las normas para que los negocios mantengan límites en la cantidad de clientes que permiten y se mantenga la distancia.

Gran Bretaña ordena cuarentena a personas que entren al país

Durante los meses de verano, la mayoría de los bares, centros nocturnos y restaurantes operan al exterior en Grecia, lo que ha ayudado a las autoridades a permitir su reapertura.

Sin embargo, el gobierno y las autoridades de salud advierten que podrían imponerse si violaciones cuarentenas locales si surgen brotes.

Te podría interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo