Acusan a médico y padre de extraer genitales a niñas en Egipto

El padre llevó al médico a sus tres hijas después de decirles que las vacunaría contra el coronavirus.

Por AP

EL CAIRO (AP) — Un médico y un padre de tres niñas serán juzgados en un tribunal penal egipcio después que el médico presuntamente extrajo quirúrgicamente los genitales de las menores, informó un abogado el sábado.

Las mutilaciones genitales se llevaron a cabo la semana pasada en el distrito de Juhayna en la provincia Sohag, a unos 390 kilómetros (244 millas) al sur de El Cairo, indicó Reda el-Danbouki, director ejecutivo del Centro de Mujeres para la Orientación y Conciencia Legal en El Cairo.

Agregó que el padre llevó al médico a sus hijas de ocho, nueve y 11 años después de decirles que las vacunaría contra el coronavirus. En lugar de eso, las niñas despertaron de la anestesia para enterarse que les habían extraído los genitales.

Las menores contaron lo ocurrido a su madre, quien está divorciada del padre de las niñas, y ella reportó el incidente a la policía. Las autoridades arrestaron al padre y al médico, detalló el-Danbouki.

En un comunicado de la semana pasada, la fiscalía pública acusó al padre y al médico de realizar las mutilaciones después de que un análisis forense confirmó el procedimiento.

El-Danbouki indicó que el médico podría pasar hasta siete años en prisión, mientras que el padre podría ser encarcelado hasta por ocho años.

Desde mediados de la década de 1990, Egipto ha luchado contra la ancestral práctica de mutilación de genitales femeninos, también conocida como circuncisión femenina, que erróneamente se cree que controla la sexualidad de las mujeres.

Te podría interesar:

 

En 2008, una ley que prohíbe extraer los genitales femeninos fue aprobada en el Parlamento de Egipto, a pesar de una fuerte oposición de los conservadores. Un sondeo del gobierno de 2015 reveló que 87% de las mujeres egipcias entre los 15 y 49 años han sido circuncidadas.

En 2016, legisladores egipcios implementaron enmiendas a la ley en que se incrementaron los cargos contra sospechosos de un delito menor —con los que los infractores suelen recibir hasta dos años en prisión— a un delito grave, que conlleva sentencias y sanciones más severas.

A pesar de los cambios, ha habido reportes de niñas que mueren desangradas tras el procedimiento en el país más poblado del mundo árabe.

En enero, una niña de 12 años murió en la provincia Assiut luego que sus padres la llevaron con un médico que le practicó el procedimiento.

Loading...
Revisa el siguiente artículo