Retiran estudio sobre seguridad de antimalárico en COVID-19

Revisores independientes no lograron verificar la información cuestionada ampliamente por otros científicos

Por AP

Varios autores de un extenso estudio que planteó dudas sobre la seguridad del uso de antimaláricos en pacientes con coronavirus retiraron su informe el jueves, ya que aseguran que revisores independientes no lograron verificar la información cuestionada ampliamente por otros científicos.

La decisión publicada en la revista Lancet afecta a un informe difundido el 22 de mayo sobre la hidroxicloroquina y la cloroquina, medicamentos utilizados desde hace tiempo para prevenir o tratar el paludismo, pero cuya seguridad y eficacia son desconocidas para enfrentar al COVID-19.

El estudio utilizó información de la base de datos de la compañía Surgisphere, con sede en Chicago. Su fundador, el doctor Sapan Desai, es uno de los autores.

Los líderes de la investigación también retiraron un informe previo sobre el uso de medicamentos para la presión arterial, elaborado a partir de una base de datos de la misma compañía, y difundido en la publicación New England Journal of Medicine. Ese estudio dejó entrever que esas medicinas de uso amplio eran seguras para los pacientes con coronavirus, una conclusión que otros estudios y diversos grupos de cardiólogos también alcanzaron.

Aunque el informe publicado en Lancet no fue efectuado con pruebas de estricto rigor científico, el estudio fundamentado en la observación tuvo una gran repercusión debido a su amplitud, al incluir a más de 96.000 pacientes y 671 hospitales en seis continentes.

Debido a que llegó a la conclusión de que esos fármacos estaban vinculados con un mayor riesgo de muerte y problemas cardíacos en personas hospitalizadas con COVID-19, la Organización Mundial de la Salud suspendió temporalmente el uso de la hidroxicloroquina en un estudio que encabeza, y las autoridades de Francia ordenaron que dejara de administrarse en los hospitales de ese país. Esta semana, la OMS dijo que expertos que revisaron la información sobre la seguridad decidieron que podía reanudar su estudio.

“No sólo no hay ningún beneficio, sino que vimos un indicio muy constante de perjuicio”, dijo a The Associated Press el líder del estudio, el doctor Mandeep Mehra, del Hospital Brigham and Women’s en Boston cuando el trabajo fue publicado.

Los medicamentos han suscitado controversia porque el presidente Donald Trump ha promovido reiteradamente su uso, y él mismo tomó hidroxicloroquina en un intento por impedir la infección después de que algunos miembros del personal de la Casa Blanca dieran positivo al coronavirus. Es sabido que los medicamentos tienen posibles efectos colaterales, en especial problemas de arritmia.

Loading...
Revisa el siguiente artículo