Preocupante el discurso "hostil" del presidente Donald Trump

En medio de las protestas en diferentes ciudades, tres analistas opinaron que el mandatario promueve la confrontación en el país.

Por Sadot Santana Miranda

Lejos de posicionarse como una figura que promulgue la calma y el diálogo en el país, el presidente estadounidense Donald Trump provoca más división y hostilidad en medio de las protestas que condenan la brutalidad policiaca y el racismo, según opinaron tres analistas consultados por Metro.

La muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco la semana pasada reavivó las tensiones raciales en Estados Unidos y continua provocando numerosas protestas en distintas ciudades del país por los pasados días. En días recientes, el mandatario tildó a los manifestantes de 'delincuentes', ha señalado que de continuar los disturbios la policía abriría fuego contra las personas, y ayer, advirtió sobre un posible despliegue del Ejército estadounidense a las ciudades donde se registren manifestaciones.

El analista y abogado Luis Herrero catalogó las continuas expresiones de Trump como "peligrosas" y teme que, de continuar dicha retórica, podría desencadenar en mayor violencia en las calles. Herrero, a su vez, comparó el discurso de Trump con la estrategia electoral del expresidente Richard Nixon en 1968, quien en medio de las protestas en contra de la guerra de Vietnam, buscaba sembrar miedo entre la ciudadanía sobre los peligros de que los negros y opositores llegaran a los suburbios y urbanizaciones y quemaran todo.

"Lo que estamos viendo es una estrategia cínica y un poco basada en la campaña que hizo Nixon en el 1968…Trump piensa que ahí hay una estrategia ganadora lo cual es doblemente peligroso porque a mí me parece que están todos los elementos para que pase lo peor en Estados Unidos. Tenemos a un presidente que piensa que esta polarización le favorece", comentó Herrero.

De cara a un proceso eleccionario, Herrero señaló que las posturas de Trump provocan mayor desconfianza en las instituciones gubernamentales, especialmente en las de ley y orden. "Es una receta para el desastre porque esto va mucho mas allá de una campaña electoral que la gente está en la calle para apoyar a un candidato. Estamos hablando de problema fundamentales y sistemáticos y hay una total erosión de la confianza del pueblo y las instituciones, especialmente las de ley y orden", dijo.

Te recomendamos:

Sectores de zona metropolitana y este se quedarán sin agua hasta el jueves

Brigadas trabajan para reparar una rotura en una línea de 72 pulgadas de diámetro en Bayamón

Por su parte, el profesor José Rivera, las acciones de Trump, en lugar de intentar condenar el racismo, el mandatrio lo que ha hecho es "inflamar y polarizar aun mas las opiniones de los Estados Unidos creando un ambiente extremadamente hostil y antagónico y definitivamente incendiario".

Destacó además que la coyuntura actual amplifique la desconfianza de la población afroamericana y las minorías raciales en el proceso eleccionario del país. "Este tipo de fenómeno puede crear escepticismo sobretodo en la población afroamericana y otras minorías étnicas y raciales y convencerlos de que probablemente el proceso electoral no sea la mejor vía para instrumentar un cambio", comentó el profesor de Ciencia Política.

El analista Alejandro Figueroa también coincidió en que el presidente prefiere optar por lenguaje abiertamente de confrontación en contra de los manifestantes que repudian el racismo y el discrimen en lugar de buscar unidad en el país. "Lejos de eso lo que ha hecho es echarle leña al fuego y propiciar mayor violencia y mayor agravio, mayor enojo de parte de todas las minorías que se han sentido discriminados", opinó.

Y, mientras el proceso electoral se avecina, Figueroa planteó que las protestas podrían avivar el deseo de la población estadounidense de sacar al presidente Trump independientemente de las ideologías partidistas de la ciudadanía.

Loading...
Revisa el siguiente artículo