Algunos gobernadores en Estados Unidos rechazan enviar efectivos a D.C.

Aquellos que enviaron, está prevista la llegada de más en los próximos días

Por AP

Algunos gobernadores han rechazado la petición del presidente Donald Trump de enviar efectivos de la Guardia Nacional a Washington, D.C., para hacer una exhibición de fuerza militar a gran escala en la capital del país después de varios días de disturbios por la muerte de George Floyd.

Diversos estados, incluidos Nueva York y Virginia, han dicho no a la solicitud, y al menos uno de los gobernadores señaló que la razón eran las propias palabras de Trump de utilizar a los efectivos para “controlar” a los manifestantes. Todos estos estados son gobernados por demócratas. Otros estados decidieron enviar efectivos a Washington y está prevista la llegada de más en los próximos días.

El gobierno de Trump ha solicitado a diversos estados que envíen efectivos a Washington, y al mismo tiempo el mandatario ha descrito a muchos gobernadores como “pusilánimes” por no utilizar a la Guardia Nacional de una manera más enérgica en sus propias entidades.

El gobernador de Virginia, Ralph Northam, rechazó la solicitud personal presentada el lunes por el secretario de Defensa, Mark Esper, de que despachara a integrantes de la Guardia Nacional estatal a Washington, D.C., informó la oficina del gobernador. Northam se dijo preocupado de que el gobierno de Trump haga mal uso de los efectivos y exacerbe las tensiones

“No voy a enviar a nuestros hombres y mujeres de uniforme —una Guardia Nacional de mucho orgullo— a Washington para una foto”, dijo Northam, en referencia al incidente del lunes en el que la policía desalojó con gas lacrimógeno a manifestantes pacíficos de un parque próximo a la Casa Blanca para que Trump pudiera caminar hasta una iglesia cercana y posar con una Biblia.

Trump se proclamó el “presidente de la ley y el orden” y se comprometió a desplegar al ejército en las ciudades de Estados Unidos para sofocar las protestas violentas, en las que ha habido saqueo de tiendas y quema de vehículos policiales.

Floyd murió la semana pasada después de que un policía blanco le oprimió el cuello con la rodilla durante varios minutos, incluso después de que había dejado de moverse. La muerte desató protestas que se propagaron en todo Estados Unidos. Los detractores del mandatario afirman que Trump está profundizando las divisiones en momentos en que es crucial un liderazgo que coadyuve a unificar a un país fracturado.

La oficina del gobernador de Delaware, John Carney, dijo que su estado no enviará efectivos porque la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, no solicitó “asistencia adicional”, motivo invocado también por Northam.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo el martes que no estaba enterado de solicitud alguna de enviar elementos de la Guardia Nacional local a Washington y afirmó que no habría accedido porque necesita a esos elementos en el estado. Richard Azzopardi, asesor sénior del gobernador, dijo que les solicitaron 200 efectivos de la Guardia Nacional de Nueva York y que la decisión de rechazar la petición fue a nivel de agencia en forma totalmente ajena a Cuomo.

El gobernador demócrata de Illinois, J.B. Ptrizker, declinó enviar miembros de la Guardia Nacional a Washington, mientras que el gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, dijo que continuaba evaluando la solicitud del gobierno de Trump.

Otros gobernadores fueron más receptivos.

El general Joseph Lengyel, jefe de la Oficina de la Guardia Nacional, dijo que estaba previsto que casi 1.500 efectivos llegaran el martes a Washington desde diversos estados y otros más el miércoles.

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, dijo que los efectivos de su estado fueron enviados “explícitamente para proteger inmuebles y monumentos federales. Murphy es el único gobernador demócrata que ha enviado efectivos a la fecha. El gobernador de Connecticut, Ned Lamont, también demócrata, dijo que la Guardia Nacional Aérea del estado podría ayudar en asuntos de transporte.

Loading...
Revisa el siguiente artículo