Scuba Dogs lanza campaña ambiental ante liberalización de actividades recreativas

La organización impulsa el uso responsable de los espacios naturales en la isla

Por Manuel Guillama Capella

En el marco de la reautorización de muchas actividades recreativas al aire libre, la organización Scuba Dogs Society lanzó una nueva campaña educativa y de orientación a la ciudadanía con el objetivo de que el “respiro” que han recibido zonas de alto valor ecológico no sufra un retroceso a consecuencia de las acciones humanas.

“Así como hay múltiples organizaciones que promueven el disfrute de los espacios naturales en el mundo, ya sea para turismo, educación o fines recreativos, muchos se han ocupado de aprovechar la oportunidad para resaltar cuán importante es para las personas la posibilidad de estar en contacto con los espacios naturales. Es la primera vez para esta generación viva en Puerto Rico que nos hemos tenido que privar del contacto con la naturaleza por tanto tiempo. Eso no lo podemos subestimar”, dijo Fernando Silva, miembro de la junta directiva de Scuba Dogs.

“Es el momento oportuno para llamar la atención, basado en la experiencia personal. Que esa valoración que hemos hecho en ausencia no lo olvidemos, sino que lo incorporemos de forma consciente al regresar a esos espacios. Regresamos ahora honrando esa valoración, de manera que el retorno sea uno respetuoso y armonioso”, agregó el también director del Instituto de Ciencias para la Conservación de Puerto Rico.

Precisamente, Scuba Dogs lanzó su nueva campaña bajo el lema “tu huella en armonía”.

A través de un folleto informativo, la organización ambiental presentó ocho “huellas” que los seres humanos inevitablemente dejamos cuando estamos en contacto con la naturaleza junto con guías para que ese impacto no repercuta de manera negativa en términos ecológicos, sino que enriquezca la experiencia de todos los que quieran disfrutar de esos espacios.

“Hoy día tenemos un nuevo paradigma en la ciencia. Nos hemos dado cuenta que el ser humano es parte y no aparte de la naturaleza. De ahí la importancia de que dejemos una huella en armonía con el mundo natural”, sostuvo el director del Instituto de Dasonomía Tropical, Ariel Lugo, quien forma parte de la red encabezada por Scuba Dogs para esta campaña.

Las primeras dos huellas que resalta la guía, denominadas “entre nosotros” y “lo que llevas”, se refieren, respectivamente, al comportamiento social entre las personas –que en este momento de pandemia incluyen el respeto a las medidas de distanciamiento físico– y al manejo de los desperdicios sólidos que generamos. Sobre esto último, se enfatiza la importancia de reducir, reusar y reciclar los productos que se utilizan y seguir la filosofía de “llévate lo que lleves”.

La guía también alude a la huella humana sobre la flora y la fauna, los sonidos ambientales y el aire. Específicamente, exhorta a interactuar de manera pasiva con los animales en su entorno natural, así como a proteger las especies; a evitar los ruidos innecesarios que puedan molestar a las personas u otros animales; y a disfrutar de áreas naturales cercanas al hogar, de forma que se minimicen las emisiones generadas por vehículos.

Finalmente, la guía de Scuba Dogs propone fomentar el uso de productos que no representen peligro para el agua, tales como protectores solares biodegradables; proteger la arena, al evitar el desecho de carbón utilizado para cocinar; y a tomar pasos para reducir la contribución humana al cambio climático, al tiempo que tomamos medidas para ajustarnos y mitigar sus efectos.

La campaña educativa tiene como “portavoces” a cuatro especies marinas que abundan en las costas de Puerto Rico: una tortuga marina, un pez, un manatí y un pelícano.

“Son cuatro especies bien carismáticas. Queremos ser los portavoces de estas especies. Ponerles voz a estas especies para dejarles saber (a las personas) cómo queremos compartir esos espacios naturales, porque también son nuestros. (Los humanos) somos parte de ese ecosistema”, subrayó Ana Trujillo, directora ejecutiva de Scuba Dogs.

Para Irma Ruiz, presidenta de la entidad, los 75 días de encierro sirvieron como espacio para una “profunda reflexión” en torno a las metas que Scuba Dogs debía fijarse de ahora en adelante.

“He notado de forma dramática el tamaño de las dunas costeras. Han tomado un tamaño impresionante con un aumento en la vegetación, que ese respiro en la actividad humana le ha permitido. Y ya con esta pequeña reapertura he visto algunos comportamientos en que no incurriríamos si uno verdaderamente es consciente del valor de esa duna. No es momento de que las dunas se conviertan, digamos, en una chorrera y la destruyamos. Es momento de crear un nuevo comportamiento en ese reencuentro con el espacio natural. No podemos olvidar y detener ese progreso que hemos hecho”, expresó Ruiz.

La guía completa de Scuba Dogs ya se encuentra publicada en el portal www.scubadogssociety.org.

Te podría interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo