OMS suspende temporalmente ensayos clínicos con hidroxicloroquina contra el COVID-19

Según el estudio, ni la cloroquina ni su derivado, la hidroxicloroquina, son eficaces contra el virus en los enfermos hospitalizados, y estas moléculas incluso aumentan el riesgo de muerte y de arritmia cardíaca

Por Publinews Guatemala

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció este lunes, como medida de precaución, la suspensión "temporal" de los ensayos clínicos con hidroxicloroquina que realizaba en varios países para luchar contra el nuevo coronavirus (COVID-19).

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, explicó que esta decisión se debe a la publicación de un estudio en la revista médica The Lancet, que considera ineficaces y hasta contraproducentes los usos de la cloroquina y sus derivados.

El funcionario precisó que los ensayos se suspendieron desde el sábado, un día después de la publicación de la investigación.

Riesgos

La OMS inició hace más de dos meses ensayos clínicos sobre los efectos de la hidroxicloroquina, bautizados "Solidaridad", con el fin de encontrar un tratamiento eficaz contra el COVID-19.

Actualmente, "más de 400 hospitales en 35 países reclutan activamente pacientes y cerca de 3 mil 500 pacientes han sido reclutados en 17 países", explica la organización.

Sin embargo, según el amplio estudio, realizado con cerca de 15 mil infectados, ni la cloroquina ni su derivado, la hidroxicloroquina, son eficaces contra el virus en los enfermos hospitalizados, y estas moléculas incluso aumentan el riesgo de muerte y de arritmia cardíaca.

OMS suspende ensayos clínicos con hidroxicloroquina AFP

Suspensión temporal

Los ensayos quedarán suspendido hasta que se "analicen" los "datos" recabados por los ensayos "Solidaridad", precisó Tedros.

"Se trata de una medida temporal", dijo por su parte la doctora Soumya Swaminathan, responsable del departamento científico de la OMS, antes de subrayar la "incertidumbre" que rodea el uso de la hidroxicloroquina.

La hidroxicloroquina es un derivado de la cloroquina y se utiliza desde hace décadas para tratar el paludismo, y también se prescribe en enfermedades de origen autoinmune como el lupus y la artritis reumatoide.

La cloroquina se popularizó a raíz de un estudio chino, poco detallado, que aseguraba la eficacia del fosfato de cloroquina en el tratamiento de pacientes de SARS-CoV2.

El lunes, el jefe de la OMS recordó que estos medicamentos (hidroxicloroquina y cloroquina) "son generalmente reconocidos como seguros para los pacientes afectados por enfermedades autoinmunes o paludismo".

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo