Sin explicación ante disparidad en incentivo a enfermeras públicas y privadas

La líder del Colegio de Profesionales de Enfermería espera que a partir de la semana próxima los empleados del sector privado empiecen a recibir sus bonos

Por Manuel Guillama Capella

Aunque se expresó satisfecha con que la gobernadora Wanda Vázquez hubiera anunciado el comienzo de una nueva ronda de desembolsos de incentivos a enfermeros y enfermeras, la presidenta del Colegio de Profesionales de Enfermería (Cpepr), Ana Cristina García, reconoció que las agencias gubernamentales nunca explicaron concretamente por qué el bono de los empleados del sector privado es $1,000 menor que el de sus contrapartes públicos.

“Yo no te puedo dar ningún racional lógico, porque yo siempre reclamé (un incentivo de) $4,000 para todos. Porque todas están en la línea de fuego de igual manera, están en alto riesgo. Yo no sé si (el motivo) es que en el sector gobierno se ha reducido tanto y son menos, mientras que en el sector privado son muchos más. Quizás fue basándose en esos números que tomaron esa decisión”, especuló García.

De acuerdo con datos ofrecidos hoy por el gobierno, 24,460 enfermeros y enfermeras del sector privado y otros 6,460 que laboran por servicios profesionales recibirán un bono de $3,000.

En el caso de los 5,508 que laboran en instituciones públicas, el bono asciende a $4,000.

Tomando esos números como punto de partida, los incentivos para profesionales de la enfermería totalizarían cerca de $115 millones.

La doctora García puntualizó que el Cpepr entregó a Hacienda toda la información de los profesionales de enfermería adscritos a la organización.

Para recibir el incentivo “todos tienen que cumplir con unos criterios: ser residentes (de Puerto Rico), estar colegiados, tener su licencia, estar practicando su profesión al mes de marzo y que no esté agotando una licencia sin sueldo”, enumeró García.

La líder del Cpepr se mostró confiada de que a más tardar la semana que viene esté disponible la plataforma en línea del Sistema Unificado de Rentas Internas (SURI) para que los más de 30,000 enfermeras y enfermeros que laboran en el sector privado o por cuenta propia suministren información para viabilizar los desembolsos, tales como la cuenta de banco.

García, sin embargo, advirtió que, dado que la pandemia del Covid-19 no ha llegado a su fin, se justificaría algún incentivo adicional a los profesionales de enfermería en los próximos meses.

Asimismo, recalcó que parte de los $150 millones que recibirán los hospitales privados a través de la ley federal Cares debería destinarse al reclutamiento de empleados de la salud despedidos durante las pasadas semanas ante la merma en ingresos provocados por la baja ocupación.

Según García, “los hospitales deberían buscar alternativas de volver a reclutar los que están despedidos y, segundo, tratar de proveerles incentivos ya que ellos (las instituciones hospitalarias privadas) van a recibir una suma de fondos para mantener sus hospitales funcionando”.

La presidenta del Cpepr precisó que 253 enfermeros y enfermeras graduados han sido despedidos de hospitales privados desde el comienzo de la pandemia.

Te podría interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo