Junta no ha recibido petición presupuestaria para consulta de estatus

El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, aseguró ayer que el ente fiscal no puede intervenir en proyectos para decidir el estatus.

Por Metro Puerto Rico

La Junta de Control Fiscal (JCF) aseguró que el gobierno de Puerto Rico aún no ha realizado una petición formal de presupuesto para realizar el plebiscito de 'estadidad sí o no' firmado ayer por la gobernadora Wanda Vázquez.

"Hasta el momento, la [Junta de Supervisión Fiscal] no ha recibido una petición formal con respecto a ese evento electoral. No obstante, conforme a [la ley] PROMESA, la Gobernadora tiene siete días —luego de la firma de la medida—  para someterlo a la JSF para su evaluación", señaló Edward Zayas, portavoz del ente fiscal a Metro.

Ayer la gobernadora convirtió en ley un proyecto que dispone la celebración de una consulta de estatus que preguntaría a los electores si favorecen o no la estadidad para Puerto Rico.

Durante la conferencia de prensa ayer, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, sostuvo que no necesita el aval de la Junta para celebrar dicho plebiscito ya que la Ley Promesa impide que el ente fiscal intervenga en la discusión del estatus de la isla.

"La ley que habilita a la JCF le impide a ellos intervenir en asuntos de estatus. Es lo único bueno de esa ley [Promesa]", añadió. Inclusive, la sección 402 de la Ley Promesa plantea que "nada en esta ley deberá ser interpretado como una restricción al derecho que tiene Puerto Rico a determinar su futuro político".

La consulta tendría un costo de $3.5 millones pero no se precisó de dónde provendrían los fondos. Durante su alocución ayer, el representante José Aponte Hernández descartó que la celebración de este plebiscito constituya un gasto y lo catalogó como una "inversión".

Rivera Schatz, además, argumentó que, de recibir el aval del Departamento de Justicia federal para validar los resultados de la consulta, recibirían unos $2.5 millones. De igual manera, comentó que realizar el plebiscito durante las elecciones generales el 3 de noviembre podría resultar en ahorros para el gobierno aunque no precisó cuánto sería.

"En términos de costos, el hecho de hacerlo el mismo día de la elección general reduce esencialmente a la impresión de papeletas y a uno que otro gasto incidental al costo de la consulta del plebiscito", dijo el presidente senatorial durante la conferencia de prensa.

Loading...
Revisa el siguiente artículo