No cierran la puerta a racionamientos en el servicio de agua

Ya hay tres embalses que se encuentran por debajo de los niveles óptimos

Por Manuel Guillama Capella

La presidenta ejecutiva de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), Doriel Pagán, no descartó que algunos sectores del país tengan que un racionamiento en el servicio de agua, toda vez que se pronostica una temporada de poca precipitación y el consumo residencial se ha duplicado durante la emergencia del coronavirus.

“Es una situación que estamos mirando día a día. Según las variables que tenemos, tomamos decisiones. Si ese fuera el caso extremo (la determinación de interrumpir el servicio) estaríamos informándolo previamente”, indicó Pagán esta tarde durante una conferencia de prensa.

“Cada temporada es única y cada evento de sequía también. Tenemos que atemperar la situación que estamos enfrentando a las condiciones y variables actuales, que son muy diferentes a las que tuvimos que pasar en años anteriores, incluyendo en el 2015. Así que nosotros estamos atemperando la realidad actual a nuestros ajustes operacionales y realizando todo lo posible por no tener que llegar a ese punto”, agregó la funcionaria al preguntársele si las condiciones de la pandemia alterarían la toma de decisiones en la AAA.

Pagán reconoció que la naturaleza de la crisis salubrista hace imperativo que el servicio de agua, en momentos en que la higiene se ha tornado en un elemento incluso más esencial de lo normal.

“El agua es un elemento esencial para poder combatir la emergencia que estamos viviendo. Sabemos que las familias están en sus casas, ese ha sido el llamado, y entendemos que por la época calurosa y de poca lluvia que hemos visto un comportamiento de aumento en el consumo”, dijo Pagán.

Al presente, los embalses de Carraízo y Toa Vaca se encuentran en nivel de observación, mientras que el de Guajataca ya se encuentra en ajustes operacionales.

Entre los ajustes que se han realizado, explicó la jefa de la AAA, se incluye que parte de los clientes que ordinariamente se suplen de Guajataca ahora están recibiendo agua de otros pozos o embalses.

“Según los pronósticos del tiempo, anticipamos que vamos a tener una temporada seca. No podemos bajar la guardia, seguimos con los ajustes operacionales internos y de ser necesario, y oportunamente lo estaríamos comunicando, estaríamos haciendo ajustes más agresivos”, puntualizó Pagán, al especificar que el Servicio Nacional de Meteorología ha calculado un déficit de precipitación de entre cuatro y seis pulgadas con respecto a años anteriores.

Por otro lado, la ejecutiva señaló que ya le solicitaron a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) unos $300 millones que se utilizarían para el dragado de todos los embalses en el país, lo que permitiría una mayor capacidad de almacenamiento en cada uno de ellos.

Los dragados, sin embargo, no serían proyectos que se materializarían en el corto plazo.

“Ya el proceso de someter a FEMA la solicitud de los fondos pasó la fase en que FEMA reconoce los daños. La AAA ha estado proveyendo a FEMA información adicional. Esperamos que en este año la conclusión sea afirmativa en cuanto al desembolso de los fondos”, sostuvo Pagán.

Loading...
Revisa el siguiente artículo