Emergencia del COVID-19 trastoca el reciclaje y recogido de basura en la isla

El municipio de Comerío detuvo el reciclaje en medio de la emergencia.

Por Miladys Soto

La emergencia generada por el COVID-19 ha trastocado el recogido de desperdicios sólidos y material reciclable en algunos municipios de la isla. Algunos han experimentado un aumento en los desperdicios que recogen. Mientras que en municipios como Comerío la pandemia provocó que se detuvieran las labores de reciclaje.

El alcalde de Comerío, José 'Josian' Santiago, indicó que detuvo el reciclaje en el municipio para proteger al personal que trabaja en esta división.

Santiago afirmó que ante la crisis de salud que ha causado el coronavirus en Puerto Rico, tuvieron que exhortar a la ciudadanía a llevar sus desperdicios al vertedero en lugar de reciclarlos. "El centro de reciclaje era de acercamiento unos con otros, así que estamos viendo cómo más adelante podemos establecerlo", puntualizó.

El funcionario manifestó a Metro que con el inicio de la cuarentena, el pasado 16 de marzo, paralizaron las labores de reciclaje para proteger al personal. "De inmediato se le dijo al personal, como a todos los demás y al público se le anunció que tenía que ir toda la basura a la basura doméstica que recogemos en los camiones compactadores semanalmente", explicó.

El primer ejecutivo municipal recordó el programa de reciclaje que mantenían antes del huracán María, en el que reciclaban el 60% de los desperdicios de su pueblo.

"Eso nos ayudó muchísimo en términos presupuestarios porque bajó el pago que teníamos que hacer anualmente al vertedero y por otro lado, creó un nivel de conciencia en la ciudadanía en términos de conservación ambiental", añadió Santiago.

Mientras que el alcalde de Guaynabo, Ángel Pérez, sostuvo que el municipio continúa el recogido de materiales reciclables y desperdicios sólidos aunque admitió que han experimentado un aumento. "[El servicio] no se ha visto afectado. Recogemos una vez en semana tanto ese servicio y el de desperdicios sólidos nunca se vio afectado…Sí hemos visto un incremento tanto de reciclaje como de desperdicios sólido", señaló el administrador municipal. Sin embargo, mencionó que el aumento recogido de desperdicios en residencias se compensa debido a que gran parte de los comercios permanecen cerrados. Pese a esto, Pérez expuso que el municipio sí registró un aumento de un 10% a 15% en el recogido de escombros.

Por su parte, el secretario del Departamento de Recursos Naturales (DRNA), Rafael Machargo Maldonado, comentó que la agencia ha experimentado una disminución en el recogido de desperdicios sólidos de aproximadamente un 30% a 35% debido al cierre de comercios. "Los 29 vertederos o sistemas de relleno sanitario (SRS) se han mantenido operando durante este periodo de cuarentena; con un rango aproximado de generación promedio de unas 2,500 a unas 7,000 toneladas diarias", indicó el funcionario mediante declaraciones escritas a Metro.

Pérez, por su parte, señaló que el municipio solo recicla plástico con los códigos 1 y 2 —al igual que DRNA—cartón y latas. Pese al alza en el consumo de bebidas alcohólicas en los hogares, Pérez advirtió que el municipio no procesa el reciclaje de vidrios, pero sí tienen la capacidad de reciclar las latas. Recordó a la población que los envases reciclables deben estar limpios antes de ser colocados en los recipientes ya que, de no hacerlo, podrían quedar descartados. Asimismo, dijo que si las personas colocan material reciclable con los recipientes de desperdicios sólidos, estos no podrían ser reciclables.

Buscan alternativas para cambiar el reciclaje

Sin embargo, Santiago mencionó que tras el embate del huracán María no ha podido retomar el programa de reciclaje en el municipio. "Después del huracán hubo dificultades, ahí volvimos y restablecimos el sistema, pero entonces entramos en otra crisis y es que el Gobierno perdió los mercados que había para el material que se recogía en reciclaje", detalló el alcalde. Este agregó que el mercado principal era China.

De igual forma, mencionó que esa situación creó un problema debido a que los municipios procesaban los desperdicios reciclables y luego no podían venderlos. "Muchos municipios han tenido que volver a llevarlo al vertedero, después que ya se había segregado", expuso.

El alcalde también mencionó que trabajan en un plan de compra de equipo para transformar el material reciclado en productos como bandejas para pintar, sillas, mesas, entre otros artículos. "Estábamos a punto de darlo a conocer, de comenzar de lleno, pero ahí vino la pandemia", lamentó. Santiago comentó que pueden también procesar los materiales y venderlos a Estados Unidos.


El periodista Sadot Santana Miranda colaboró en esta historia. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo