Jaresko aplaude apoyo a Programa de Protección de Paga

El SBA ha otorgado más de 1,600 millones de dólares en préstamos a través de los bancos comerciales y cooperativas locales

Por Cybernews

La directora ejecutiva de la Junta de Control Fiscal (JCF), Natalie Jaresko, endosó el viernes, el apoyo que se ha puesto a la disposición de los pequeños negocios en Puerto Rico de conformidad con el Programa de Protección de Paga (PPP) de la Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa (SBA, por sus siglas en inglés), a tenor con la Ley de Ayuda, Alivio y Estabilidad Económica por el Coronavirus (CARES, por sus siglas en inglés).

“Desde su creación el 1 de mayo, el SBA ha otorgado más de 1,600 millones de dólares en préstamos a través de los bancos comerciales y cooperativas locales a más de 23,000 pequeños negocios en Puerto Rico. El SBA reportó que en la segunda ronda de otorgamiento de fondos entre el 27 de abril y el 1 de mayo se aprobaron casi 20,000 préstamos a los pequeños negocios elegibles en Puerto Rico, lo que asciende a un poco más de 175,000 millones de dólares”, dijo Jaresko en comunicación escrita.

Mencionó que en la ronda inicial de fondos, justo después de que cobrara vigencia la Ley CARES y finalizando el 16 de abril, un poco menos de 3,000 préstamos fueron aprobados a las pequeñas empresas, para un total de 660 millones de dólares. El monto promedio de los préstamos fue de 230,000 dólares. En general, el SBA había otorgado aproximadamente 1.7 millones de préstamos PPP en esa primera ronda, que sobrepasan los 340,000 millones de dólares.

“La Junta agradece a los bancos comerciales, cooperativas de ahorro y crédito y demás instituciones participantes que, a pesar de las restricciones de aislamiento social, hicieron posible que las pequeñas empresas pudieran beneficiarse de esta ayuda económica federal tan importante. El programa ha sido diseñado para ofrecer un incentivo directo a los pequeños negocios y ayudarles a mantener a sus empleados en la nómina. El SBA perdonará los préstamos si todos los empleados se mantienen en nómina por espacio de ocho semanas y el dinero se utiliza únicamente para gastos de nómina, alquiler, interés hipotecario o servicios públicos”, añadió.

“Priorizar esta ayuda dirigida a las pequeñas empresas es fundamental, dado el papel de esos negocios en el nivel general de empleos en Puerto Rico y su vulnerabilidad tras la crisis del COVID-19. Las pequeñas empresas contribuyen cerca del 40 por ciento de los empleos en el sector privado en Puerto Rico, y el impacto de esos negocios en la economía local, por lo que su recuperación no se puede subestimar de ninguna manera. Por tal razón, el apoyo sustancial del Programa de Protección de Paga de la SBA es particularmente importante y representa una inversión muy específica que reforzará el eje estratégico que es el crecimiento económico en Puerto Rico”, concluyó.

Para más detalles sobre la distribución de préstamos del Programa de Protección de Paga, véase el Primer Reporte del Programa de Protección de Paga y el Segundo Reporte del Programa de Protección de Paga.

Loading...
Revisa el siguiente artículo