Alimentos de comedores escolares se repartirán a partir del miércoles

Los municipios estarán encargados de identificar a los estudiantes de familias necesitadas y la entrega de los platos

Por Manuel Guillama Capella

La efectividad del proceso de reapertura del programa de comedores escolares dependerá de la celeridad con la que alcaldes y líderes comunitarios identifiquen las familias de estudiantes con necesidad de alimentación en medio de la emergencia.

En conferencia de prensa, el secretario de Educación, Eligio Hernández, precisó que, debido al nivel de preparación que requiere la reactivación del programa, no será hasta el próximo miércoles que los comedores en los planteles comenzarán a elaborar almuerzos.

La cantidad de raciones diarias que se prepararán dependerá a su vez de las necesidades que identifiquen los municipios en sus comunidades.

El plan de la Autoridad Escolar de Alimentos es que en la inmensa mayoría de los municipios, al menos inicialmente, se abra un solo comedor en la mayoría de los 78 municipios. En Mayagüez, Ponce, Caguas, Aguadilla, Arecibo, Bayamón, Humacao y Carolina operarían dos, mientras que en San Juan serían tres comedores que brindarían el servicio.

Durante la rueda de prensa, el presidente de la Asociación de Alcaldes, José “Joe” Román, le transmitió a Hernández una solicitud de la alcaldesa de Loíza, Julia Nazario, para que se abriera un comedor adicional en su municipio. Unos minutos después, Hernández anunció que había accedido a la petición.

El secretario de Educación puntualizó que los padres de estudiantes del sistema público que soliciten el servicio de comedores escolares cualificarán automáticamente, independientemente de otras consideraciones como el estatus socioeconómico.

En coordinación con municipios y organizaciones comunitarias, las raciones de comida serían repartidas a los estudiantes sin necesidad de presentarse a los planteles escolares.

“No será mediante servicarro, sino entrega directa a los hogares de estos niños, niñas y jóvenes que previamente se haya identificado como necesidad directa”, subrayó el secretario de Asuntos Públicos, Osvaldo Soto.

“Los directores de las distintas regiones educativas –Arecibo, Bayamón, Caguas, Humacao, Mayagüez, Ponce y San Juan– serán los enlaces con los ejecutivos municipales, quienes a su vez identificarán las necesidades en sus municipios”, abundó Hernández.

Además de los comedores en las escuelas, los comedores de los centros ‘head start’ también serán activados para proveer alimentos a los niños de hasta cuatro años de edad.

La Oficina para el Desarrollo Socioeconómico y Comunitario (Odsec), asimismo, formaría parte del esfuerzo mediante censos de necesidad. El director de la dependencia subrayó que, durante la emergencia, se han contabilizado 10,320 familias “de vulnerabilidad mayor”, en 62 comunidades alrededor de la isla.

“El liderato comunitario a través de 700 organizaciones comunitarias en Puerto Rico estará proveyendo junto al gobierno estatal y los municipales la ayuda para que las familias en Puerto Rico que son más necesitadas puedan ser atendidas de manera puntual”, dijo Vélez.

El alcalde de Las Piedras, Mickey López, defendió la decisión de poner en manos de los municipios la identificación de familias necesitadas y la eventual distribución de los platos de comida.

“Yo entiendo que los que realmente conocemos a nuestros pueblos somos los alcaldes. Conocemos la mínima necesidad que hay en nuestros pueblos y estamos en la disposición de colaborar para que eso pueda llegar más rápido. Entendemos que Educación no va a tener la estructura ni el andamiaje de empleomanía o transportación”, sostuvo López en representación de los alcaldes federados.

En un inicio, luego de decretado el estado de emergencia por el Covid-19, la Asociación de Empleados de Comedores Escolares mostró reservas con la posibilidad de retomar labores en las cocinas.

Sin embargo, en pasados días aseguraron que estaban dispuestos a dar servicio, siempre y cuando centraran con las medidas de protección adecuadas. Hernández aseguró que a los empleados se les entregarían “guantes, mascarillas, hand sanitizers, jabón antibacterial, termómetros y equipo de seguridad”.

Hernández puntualizó que, pese a que los comedores no estarían operando a máxima capacidad, todas las empleadas de comedores serían activadas para trabajar en turnos rotativos, en horarios de 6:00 a.m. a 1:00 p.m. y 7:00 a.m. a 2:00 p.m.

“Todos (los empleados) van a estar siendo activados. Unos tienen unas funciones y otros tienen otras. Las instrucciones se darán conforme a la petición y necesidad de un pueblo, puede haber una cantidad en un pueblo, y otra cantidad en otra. Yo apuesto al nivel de compromiso que han tenido históricamente los empleados de comedores escolares. Cuando Puerto Rico los ha necesitado, ellos han dicho presente y estoy seguro que esta ocasión no será la excepción”, sostuvo Hernández.

El titular de Educación dijo que las nutricionistas de la Autoridad Escolar de Alimentos estarían encargadas de escoger el menú, pero advirtió que, dada la situación de emergencia que enfrenta el país, serán alimentos “sencillos de confeccionar”.

Te recomendamos este episodio del podcast Con Los Editores sobre la emergencia y el hambre:

Loading...
Revisa el siguiente artículo