Noticias

Médico del ‘task force’: “El proceso de compras fue una comedia de errores”

El cirujano William Méndez reconoció que, a la luz de lo que ha trascendido, las transacciones del gobierno en la emergencia son altamente cuestionables

En su comparecencia ante la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes, el integrante del ‘task force’ médico William Méndez describió como una “comedia de errores” la manera en que el gobierno ha gestionado las compras para adquirir productos necesarios para la respuesta a la pandemia del Covid-19.

El cirujano –quien ha tomado apuntes informales durante las reuniones del grupo especializado– señaló que no tenía conocimiento personal de que miembros del ‘task force’ hubieran participado de la evaluación de cotizaciones u ofertas enviadas al Departamento de Salud. Más bien, dijo, lo que se discutía en la reuniones del grupo eran recomendaciones puntuales sobre las necesidades que necesitaba cubrir el Estado para atender adecuadamente la crisis, y no analizaban propuestas o comparaban las credenciales de licitadores.

Méndez reconoció que el ‘task force’ sí recomendó, desde días antes que se concretara la compra a Apex General Contractors, la adquisición de un millón de pruebas rápidas para poder realizar un muestreo masivo a la población.

Recomendados

Sin embargo, recalcó que ignoraba gestiones que presuntamente realizaron individualmente otros médicos del ‘task force’, como el coordinador, Segundo Rodríguez Quilichini, y el ginecólogo Juan Salgado, como han alegado varios testigos de la Comisión de Salud, particularmente en relación a la compra de un millón de pruebas rápidas a Apex.

“El proceso de compras fue una comedia de errores. Yo estoy bien sorprendido de todos los errores que se cometieron en ese proceso. No soy experto en estos procesos y no sé qué cosas pueden surgir rutinariamente en situaciones como esta pero, como observador externo, pienso que definitivamente hubo errores”, dijo Méndez a la pregunta del presidente de la comisión, Juan Oscar Morales, sobre cómo catalogaba el manejo de las licitaciones durante la emergencia a la luz de lo que ha trascendido públicamente en las vistas públicas.

“Debe verse con sospecha que una compañía de construcción esté vendiendo unas pruebas”, agregó el médico, quien testificó luego de que Rodríguez Quilichini depusiera por más de seis horas.

No hay condiciones para reabrir

Al igual que Rodríguez Quilichini, Méndez manifestó su oposición a la reapertura en los próximos días de partes del sector comercial, como la gobernadora Wanda Vázquez y el componente económico del aparato gubernamental han adelantado que ocurrirá.

“No estamos en el momento propicio para eso. Estoy de acuerdo con que hemos tenido buenos resultados. Hemos logrado bajar la curva (de contagios), hemos reducido las muertes proyectadas significativamente, en las proyecciones originales para esta fecha esperábamos sobre 200 muertes y tenemos 63. Hay unos parámetros que hay que ver para nosotros como ‘task force’ recomendar que se comience con esta flexibilización. Sí debemos pensar en el plan de cómo vamos a hacer la flexibilización e ir esbozando cómo va a ser la estrategia, cosa de que no lo tengamos que inventar cuando llegue el momento”, dijo el catedrático del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico.

A preguntas de los legisladores, el médico insistió que el ritmo de toma de muestras para detectar Covid-19 sigue siendo la principal debilidad de la respuesta a la crisis, si bien las órdenes de compra por parte del gobierno superan las 400,000.

“Si tenemos las pruebas no sé por qué no ha habido más órdenes para que personas se hagan las pruebas”, comentó Méndez.

Hasta hoy, el Departamento de Salud había reportado 12,174 pruebas realizadas, de las cuales 1,944 estaban pendientes de resultado. El ‘dashboard’ del gobierno no precisa cuántos individuos se han tomado una muestra en más de una ocasión, ni cuántas de las pruebas realizadas son moleculares o serológicas.

Tags

Lo Último

Te recomendamos