Noticias

Señalan a Mabel Cabeza como persona que intervenía en proceso de compras en Salud

El representante Juan Oscar Morales dijo en varias ocasiones que Adil Rosa mintió durante la vista

El representante novoprogresista Juan Oscar Morales identificó hoy a la exfuncionaria Mabel Cabeza como otra persona que intervino desde La Fortaleza en el proceso de compra de pruebas en el Departamento de Salud.

Durante el proceso de vistas públicas que reinició hoy, el legislador preguntó en varias ocasiones a Adil Rosa Rivera, ex secretaria auxiliar de Administración del Departamento de Salud, si Cabeza le refirió contactar a alguna compañía específica para la compra de pruebas sin tomar en consideración otras cotizaciones. Rosa Rivera negó en múltiples ocasiones que Cabeza interviniera en los procesos de compras del Departamento de Salud desde La Fortaleza. Cabeza fungió como Chief of Staff del entonces secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, pero fue trasladada en destaque a La Fortaleza una vez Concepción Quiñones de Longo asumió la secretaría interina de la agencia.

Morales cuestionó en varias ocasiones a Rosa Rivera cómo y quién le refirió a la empresa Castro Business para la compra de una 50,000 pruebas rápidas para detectar el Covid-19. Sin embargo, Rosa Rivera insistió en que desconocía quién la refirió o si fue la propia Cabeza, quien desde La Fortaleza le dio directrices a que contratara a dicha empresa. Rosa Rivera, no obstante, aseguró en varias ocasiones que Cabeza no intervenía en el proceso de compras desde La Fortaleza y reconoció que Quiñones de Longo objetaba la injerencia de la funcionaria en los procesos del Departamento de Salud. De acuerdo con Rosa Rivera, las funciones de Cabeza solo se limitaban a servir como enlace de La Fortaleza en las reuniones del task force médico y el Departamento de Salud.

“Usted nos dijo que Mabel Cabeza no intervenía en compra alguna en el Departamento de Salud. Yo le acabo de leer a usted que no solo intervenía, sino que era la persona contacto entre un suplidor y el Departamento de Salud”, dijo Morales luego de leer un correo electrónico que apuntaba a un referido de Cabeza para que realizaran una orden de pruebas rápidas con la empresa Castro Business.

“Nuevamente usted no dice la verdad ante la Comisión de Salud. Aquí está debidamente estipulado que la señora Mabel Cabeza era o fue el contacto entre esta compañía y el Departamento de Salud. ¿Esa es la norma? ¿Cuando van a hacer una compra ya tienen al suplidor debidamente identificado y es procesal el emitir la orden y adjudicarla? ¿No hay evaluación de la cotización?”, cuestionó el legislador durante la vista de la Comisión de Salud.

Rosa Rivera indicó entonces que otras empresas como Mainland también enviaron cotizaciones para la venta de las pruebas rápidas. Pero Morales volvió a poner en entredicho a la exfuncionaria y sostuvo que no hubo evaluación de otras empresas ya que, según se desprende de documentos que envió el propio Departamento de Salud, no existen cotizaciones de otras empresas.

Morales volvió a catalogar a Rosa Rivera como mendaz luego de que esta planteara que la orden de compra a la empresa Castro Business no fue discutida con el Task Force médico nombrado por La Fortaleza. Rosa Rivera explicó que con Castro Business había realizado una orden de compras antes de que el Task Force médico estuviera constituido. Y que, en todo caso, se discutió con el grupo de trabajo gubernamental que presidía en aquel momento el entonces secretario de Salud, Rodríguez Mercado.

“Para que también quede en récord, le tengo que comunicar que Adil Rosa no está diciendo la verdad. Aquí están los documentos que en efecto esa orden de compra de Castro fue discutida con el Task Force donde estuvo la secretaria interina [Quiñones de Longo] según se desprende de este e-mail y se lo refirieron a Adil Rosa para que iniciara el proceso de compra de 200,000 kits. Esa es la verdad y aquí está. Le hice la pregunta en tres ocasiones y lamentablemente no nos dijo la verdad”, comentó el legislador.

Durante la vista del martes, Rosa Rivera señaló a Segundo Rodríguez Quilinchini, coordinador del task force médico, como la persona que intervino y presionó en la compra de un millón de pruebas rápidas a la empresa Apex General Contractors. Dicha compra fue cancelada luego de un incumplimiento por parte de la compañía. Además, ha trascendido que la empresa se dedica a ofrecer servicios de construcción y no venta de equipo médico.

Tags

Lo Último

Te recomendamos