Gobierno presenta proyección optimista de contagios de Covid-19

De acuerdo con los estimados, en el pico de contagios unas 175 personas necesitarían estar conectadas a un ventilador

Por Manuel Guillama Capella

Por primera vez desde que se comenzaron a detectar casos de coronavirus en la isla, el gobierno ofreció una proyección oficial de los contagios que espera ocurran antes de que comience el declive de la famosa curva.

De acuerdo con los estimados del nuevo epidemiólogo del Estado, David Capó, para el 4 de mayo en Puerto Rico se podrían haber diagnosticado 1,748 casos de coronavirus, una cifra que, partiendo de las experiencias alrededor del mundo y los datos recopilados hasta la fecha en el país, sería manejable para el frágil sistema hospitalario.

Capó hizo hincapié en que dicha proyección epidemióloga supone que la tendencia de aumento de casos diaria se mantendrá relativamente estable en las próximas semanas como consecuencia de las medidas de aislamiento preventivo en que se encuentra la inmensa mayoría de la población.

De concretarse las proyecciones elaboradas por Capó, el ‘task force’ y un equipo de bioestadísticos del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, los hospitales tendrían la capacidad para manejar los casos más graves de este virus sin necesidad de tomar las determinaciones que se han visto en otras partes del mundo, en la que médicos esencialmente han decidido, a partir de las probabilidades de supervivencia, quiénes merecen recibir tratamiento.

Según Capó, entre las personas diagnosticadas con coronavirus en Puerto Rico, cerca de la mitad son hospitalizadas en algún momento, y un 10% requiere conectarse a un ventilador artificial.

“Estamos hablando que vendrían siendo unas 175 personas que utilizarían ventiladores. Afortunadamente tenemos más que eso. Si mantenemos las medidas de distanciamiento social podemos tener la oportunidad de cuidar a nuestra gente que va a necesitar estar hospitalizada. La experiencia es que lamentablemente la experiencia es que la mitad de los pacientes, una vez están en intensivo, experimentan la muerte, así que continuemos tomando las medidas que se están tomando”, puntualizó Capó.

El epidemiólogo del ‘task force’ Juan Carlos Reyes señaló que, aunque el aumento de casos ha sido constante, todavía el ritmo de duplicación se ha mantenido en tres días aproximadamente y esperan que se ralentice en estos días.

“A siete días estaríamos llegando a 946 casos. Aunque estamos desacelerando un poco seguiremos viendo cómo estamos incrementando. A 14 días estaríamos en unos 1,300 casos y para esa primera semana de mayo estaríamos empezando a ver esa parte de arriba de la curva, que es lo que todos estamos queriendo ver”, indicó Reyes sobre las proyecciones que maneja el gobierno actualmente.

Los estimados ofrecidos en la conferencia esta noche ciertamente distan mucho de las proyecciones que incluso el gobierno había aceptado como realistas.

Reyes, hace unas semanas, había dicho que en el peor escenario el país podría estar enfrentándose a entre 16,000 y 20,000 muertes por el coronavirus. El pasado miércoles, el secretario de Salud, Lorenzo González Feliciano, señaló que “si esto se sale de proporción”, muchos hospitales tendrían que optar por no atender a ciertos pacientes en condición crítica.

Durante la rueda de prensa, Capó informó que los centros hospitalarios del país cuentan con 780 respiradores artificiales, de los cuales 530 están disponibles, lo que sería suficiente para atender la cantidad de casos más graves que establecen las proyecciones.

“Hay suficientes, según las proyecciones para cubrir la necesidad del país”, subrayó el epidemiólogo.

No obstante, la gobernadora Wanda Vázquez aseguró que no cesarán los esfuerzos del gobierno para adquirir más ventiladores. En días recientes el Departamento de Salud circuló información sobre órdenes de compra de 380 ventiladores adicionales, y se llegó a mencionar que la isla necesitaba cerca de 3,000 para estar preparado de cara al pico de contagios.

“Nos vamos a preparar de la manera que nos ha indicado el ‘task force’ y el secretario de Salud. Queremos estar preparados. Si no los necesitamos al final de camino mejor, pero queremos estar preparados en la eventualidad de que pueda (hacer falta). Si entre todos no cooperamos y no podemos parar esa curva que es lo que queremos –y por eso son las medidas de restricción– tenemos que hacerlo para que no lleguemos a necesitar todos esos ventiladores y obviamente las camas de hospitales”, dijo Vázquez.

Loading...
Revisa el siguiente artículo